La playa y sus beneficios

| Actualizado 08.08.2011 - 05:02
zoom
Share
EN esta época del año, cuando el calor aprieta de lo lindo, las zonas costeras se llenan de personas en busca de aliviar la sensación de calor sofocante, típica del verano.

El mar tiene una infinidad de ventajas para el ser humano:

El más abundante es el sodio, que da el sabor salado al agua y se encarga del control del reparto del agua en las células en la bomba de sodio/potasio que se ocupa de expulsar el sodio hacia el exterior. El sodio también es necesario para la conducción del impulso nervioso, haciendo posibles las contracciones musculares. Por esta razón el agua de mar es uno de los mejores tratamientos para recuperar los músculos y para rehidratarse adecuadamente después de un esfuerzo intenso, pues en 100 ml de sudor se pueden llegar a perder entre 75 y 250 mg de sodio. También abunda el potasio, que interviene junto al sodio y regula la cantidad de agua en las células. El yodo es un mineral que el cuerpo precisa para que algunos órganos funcionen correctamente, sobre todo el tiroides. Estimula el buen funcionamiento de nuestro metabolismo y ello conlleva también el realizar adecuadamente un sinfín de funciones orgánicas indispensables para nuestro crecimiento y el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso. Participa en el metabolismo de los hidratos de carbono y en la síntesis del colesterol. Regula nuestro nivel de energía y un buen funcionamiento celular. Facilita que nuestro cuerpo queme el exceso de grasa. Cuida de nuestras uñas, cabello y dientes. El yodo es muy buen antiséptico por lo que las heridas suelen cicatrizar más rápidamente en ambientes ricos en yodo. El agua del mar cura.

Esto puede hacer que nos encontremos cansados y con poca gana de hacer cualquier actividad. Deben pasar un par de días para que nos aclimatemos a este ambiente.

Tiene muchos beneficios, a pesar de que últimamente tiene mala prensa. Como todo en la vida, los excesos son malos y el sol, sin la debida precaución y en una cuantía exagerada, puede ser perjudicial. Entre los efectos positivos del sol está que favorece el aporte de calcio a nuestros huesos debido a que en la piel, el sol activa a la vitamina D que es la encargada de que el calcio que ingerimos, sea transportado al hueso, haciendo que estos sean más fuertes al igual que nuestros dientes. A su vez, contribuye a aumentar los niveles de testosterona lo que promueve una mayor actividad sexual. La luz solar también contribuye a tener un efecto antidepresivo y ansiolítico.

Sin embargo, hay que tomarlo con la precaución debida, ya que hacerlo en horas centrales y sin protección, supone un riesgo importante para la piel.

La elevada humedad que existe en las zonas cercanas al mar favorece la respiración y facilita el intercambio de gases en los pulmones. Además el agua ejerce un efecto termo-regulador, pues enfría rápidamente un cuerpo calentado por el sol durante el día, o calienta un cuerpo frío por la noche.

Aparte del baño, en la playa se pueden practicar otras actividades que van a depender mucho de la edad de la persona en cuestión. Nada tiene que ver un niño con una persona adulta a la hora de realizar actividades en la playa.

La actividad física que vemos con más frecuencia en las playas es CAMINAR.

Un simple paseo descalzo por la orilla de la playa actúa como una sesión de masaje en los pies, las pequeñas partículas de la arena blanda actúan como una almohadilla natural que promueve el movimiento correcto del pie (talón-punta) y actúan como exfoliante natural en la planta de los pies.



Hay algunas reglas básicas que debemos tener en cuenta al caminar por la playa:

1.- Existe diferencia entre la arena mojada y la seca, en la que es más difícil caminar, pues hay que hacer más esfuerzo. Conviene empezar por la mojada y, a medida que se mejore la forma, continuar por la arena seca, que es menos estable y moverse por ella implica mayor esfuerzo, por lo que existe más riesgo de lesiones, principalmente en los ligamentos del tobillo y de la rodilla. Ojo aquellas personas con artrosis o artritis en las piernas o en la columna. El caminar por la arena seca, implica un gran esfuerzo para dar cada zancada y podemos estar sobrecargando mucho estas articulaciones.

2.-Si la playa no es completamente llana, hay que prestar atención al desnivel. Es conveniente buscar una zona llana, sin inclinaciones. De otra forma, la rodillas sobre todo se sobrecargarán en exceso y tendremos dolores al cabo de unos días.

3.-Debemos mover los brazos mientras caminamos, abriendo y cerrando las manos. De esta manera, favorecemos el retorno venoso y evitamos que se acumule líquido y se hinchen.

4.-Debemos evitar las horas centrales del día. Es mejor caminar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Evitaremos una exposición excesiva al sol y la posibilidad de un golpe de calor. Es importante caminar llevando una pequeña botella de agua para ir hidratándonos cada poco rato, así evitaremos la deshidratación. Debemos usar una gorra o un sombrero por la misma razón.

5.-Quienes decidan aplicarse a fondo pueden caminar dentro del mar con el agua a la altura de los muslos, levantando bien las piernas en cada zancada. Se trata de un ejercicio cansado que, sin embargo, fortalece de forma espectacular la musculatura de las piernas y los glúteos. Es un excelente ejercicio para mejorar la circulación sanguínea, por lo que resulta especialmente recomendable para las personas con varices.

6.-Caminar por la playa el mismo tiempo que cuando o hacemos por una superficie dura, no es lo mismo. Cansa más. No debemos empeñarnos en que hay que andar el mismo tiempo que cuando andamos en otras épocas del año. Con andar un máximo de 30 minutos, es suficiente. Podemos compaginarlo con ejercicio dentro del agua o con accesorios como el típico "churro" de gomaespuma, por ejemplo, haciendo la bicicleta o simplemente, pataleando.

0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
fútbol

Foto: EFE

Pie de foto

Rapidez para seguir a paso de tortuga (1-1)

Tercer resbalón ante un rival directo por problemas habituales: falta de contundencia atrás y ocasiones muy claras falladas. Inexplicable que el árbitro no viera el puñetazo al balón de Campabadal en el área.

Mundial de fútbol

Toda la información

El Almería

el portal inmobiliario líder en españa

PUBLICIDAD