Huertos compartidos fomenta el trueque entre propietarios y hortelanos

  • La iniciativa se desarrolla a nivel nacional y ya cuenta con usuarios en la provincia · El carácter es gratuito y la cosecha se reparte al 50% entre ambas partes

Comentarios 1

Juan tiene una finca pero su trabajo no le permite cuidarla entre semana y en su tiempo libre prefiere descansar y dedicarse a la familia. Francisco no tiene tierras pero sueña con cultivar con sus propias manos una parcela que le dé lo necesario para vivir. Son dos historias ficticias que se repiten constantemente en el día a día a nivel nacional. La asociación Reforesta ha sabido ver esta situación y ha desarrollado una interesante iniciativa a través de internet, www.huertoscompartidos.es.

La idea es tan sencilla como práctica. Se trata de unir a propietarios de explotaciones en desuso y hortelanos (profesionales o amateur) para realizar un intercambio que beneficie a ambas partes y no conlleve un gasto monetario.

El coordinador del proyecto, Santiago Cuerda, lo define como "una opción de ocio saludable". El objetivo que persigue es "ofrecer una herramienta para poner en contacto a personas, principalmente habitantes de ciudades que no tienen terrenos, con otras que sí los tiene pero no disponen de tiempo".

Cuerda subraya que no se trata de una actividad comercial. La cesión es "totalmente gratuita, y en principio la cosecha se reparte de forma equitativa, al 50%" entre ambas partes.

Registrarse en la página tiene un precio "simbólico" de tan solo dos euros, uno para registrarse y ofrecer el terreno o buscar huerto, y otro para recibir el modelo de contrato que , una vez firmado, custodia la organización. El pago se efectúa de manera totalmente segura, a través del sistema Paypal o por mensaje de texto con el teléfono móvil.

Al entrar en el área privada se puede consultar la base de datos con información básica sobre los inscritos y, en el caso de los propietarios, con una descripción de la parcela que ofrecen.

"En la tabla de registrados publicamos el correo electrónico de los inscritos. Tenemos muy en cuenta la protección de datos y preferimos que sean los propios usuarios los que se pongan en contacto y si lo consideran oportuno, se intercambien otro tipo de información" como el número de teléfono o la dirección, por ejemplo.

Otra de las herramientas básicas del área privada es el "acuerdo tipo". Un contrato privado entre las partes en el que ambos tienen la libertad de modificar las condiciones. "No se trata de un acuerdo comercial", señala el coordinador. El contenido es, básicamente, el siguiente: la cosecha se divide a partes iguales; el tipo de agricultura que se debe hacer es ecológica; es necesario avisar al propietario de la entrada en la parcela de personas ajenas al trato; y se acuerda un periodo de tiempo durante el cual el propietario prestará el espacio. Este último aspecto es importante, ya que "así se evita que el dueño pueda cambiar de idea de un día a otro y modificar el terreno echando por tierra la labor y el cultivo del hortelano".

La web se puso en marcha a finales de noviembre y al mes siguiente se presentó oficialmente la iniciativa. En este corto espacio de tiempo ya se han inscrito 200 usuarios de todo el país, dos de ellos de la provincia. "De momento los usuarios de Almería son hortelanos, faltan propietarios para el intercambio".

En la portada de la página aparece un aplicación de Googlemaps en la que se pueden visualizar todos los registros. La mayoría son de Madrid, Barcelona y Murcia, y de forma general gana el grupo de hortelanos, aún muy superior en número al de propietarios. Esto muestra el interés creciente de los ciudadanos por las prácticas sostenibles, la ecología y el contacto con la naturaleza, valores que lleva promoviendo la asociación Reforesta desde su creación.

La organización tiene su sede en Tres Cantos (Madrid), y una delegación en Cuenca, desde la que Cuerda coordina la página y las distintas redes sociales en las que están presentes: Facebook (facebook.com/huertoscompartidos), Twitter (@huertoscomparti), el canal de vídeos Youtube (http://www.youtube.com/user/huertoscompartidos) y el de fotografía Flickr (http://www.flickr.com/photos/huertoscompartidos).

A través de todos ellos se intenta promover la participación de los usuarios. "Queremos que cuenten sus experiencias para que unos aprendan de otros". El mismo Cuerda es un hortelano 'principante' y aunque tiene la teoría adquirida en cursos le falta práctica con la azada. "Me quiero informar y formar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios