El Aquarium saca la cabeza del agua

  • Las dificultades económicas ya no ahogan tanto a este centro acuático que acoge a más de un millar de especies marinas Durante el pasado año rondaron las 60.000 visitas

El Aquarium de Roquetas de Mar toma aire ante los nuevos retos que se le avecinan en esta temporada estival. Después de varios años con graves problemas económicos que hacían presagiar un inminente cierre, la dirección ha confirmado al Diario de Almería que es tiempo de ser optimista.

Durante el pasado año 2014 se rondaron las 60.000 visitas, una cifra que es valorada positivamente por Enrique Fernández y que confía en ser también alcanzada durante este 2015. No en vano, en los nueve años de historia del Aquarium han existido más sombras que luces en el ámbito económico, ya que su apertura coincidió con varios factores que han dificultado la bonanza que se la auguraba.

Enrique Fernández es, además del director, la cabeza que creó este proyecto y por eso siente como punzadas propias cada número rojo que ha tenido que afrontar en este tiempo. Reconoce que "los años 2006 y 2007 fueron muy buenos pero a partir de 2008 se entró en barrena, en plena crisis, por lo que lo hemos pasado fatal". Además, a la escasez de efectivo en los bolsillos de los posibles visitantes se unió una importantísima subida del IVA del 8 al 21% "sin que se repercutiese en el precio de la entrada", al igual que los aumentos de la factura eléctrica o la contribución urbana. Además, el Aquarium ha subsistido todo este tiempo sin una sola subvención. "El acuario ha estado visto por las instituciones públicas como un negocio cuando en realidad es un bien cultural y social para la provincia de Almería", aseguró Fernández. No en vano, confió en que la situación cambie y se pueda, entre otras cosas, continuar mejorando y ampliando instalaciones además de aumentar el personal hasta las 18 personas que sería la plantilla óptima y no las 12 con las que cuentan este verano.

En cualquier caso, las cifras actuales invitan a ser positivos. Enrique Fernández indicó que "parece que estamos saliendo de esta crisis, estamos ascendiendo lentamente. El 2014 nos daba indicios y, en este 2015, estamos confirmando esa buena racha que hemos notado incluso en invierno con algo más de 7.000 visitantes".

Y es que la principal cartera de clientes del Aquarium roquetero llega con el calor del verano, cuando muchos de los turistas que llegan a la costa almeriense se acercan al recinto roquetero para conocer al más de un millar de ejemplares marinos con los que cuenta. El resto del año el centro se nutre de "algunos turistas que llegan con el Imserso o con los grupos de escolares". Son estos últimos quizás los que más disfrutan y repiten "y un 70% de los colegios de la provincia nos visitan todos los años".

Además, los más pequeños también han encontrado en las instalaciones el lugar idóneo donde celebrar sus fiestas de cumpleaños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios