Ayuntamiento y empresa, sin acuerdo, van a juicio por los cinco cementerios

  • La concesionaria alega que el Consistorio dio por resuelto el contrato de gestión de los camposantos con un silencio administrativo· El equipo de Gobierno podía haber cambiado de empresa desde 2004

El principio de acuerdo entre el Ayuntamiento y la empresa concesionaria de los cementerios de la capital no ha cuajado y el conflicto tendrá que ser dirimido ante los tribunales de Justicia. Las partes están citadas para este mismo mes pero, pese a las deficiencias existentes en el mantenimiento de los cinco camposantos, el Consistorio no las tiene todas consigo. El juez podría dar la razón a la concesionaria, si estima que, ya en 2004, el Ayuntamiento dio por resuelto el contrato.

Es el principal argumento por el que la concesionaria Ceal, fruto de la unión temporal de las empresas Aral y Murias, decidió presentar un recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Almería, que se juega ahora el tener que pagar cerca de 5,5 millones de euros por daños y perjuicios.

Obra en poder de los juzgados de la capital documentos que demuestran que, el 14 de febrero de 2003, Ceal solicitó a la Administración local que resolviera el contrato de concesión de obra pública para la remodelación y ampliación de los cementerios municipales -San José, El Alquián, La Cañada, Cuevas de Los Medina y Cabo de Gata-, y la construcción de un nuevo camposanto en Almería capital, así como la gestión de los mismos.

El Ayuntamiento no contestó a esta petición de dar por concluida las relaciones contractuales. El gabinete de abogados de Ceal se acoge a los artículos 42.3 y 43.2 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, en los que se establece un plazo legal máximo de tres meses para dar respuesta y, en caso de no producirse contestación alguna, el silencio administrativo se entiende como positivo. Es decir, el juez puede considerar que el Ayuntamiento dio por finalizada sus relaciones contractuales con la empresa el 14 de enero de hace cuatro años.

La concesionaria, además, en mayo de 2005, presentó un segundo escrito en el que recordadaba al Consistorio su obligación de liquidar el contrato y, en junio de 2006, volvió a dirigirse al Ayuntamiento pidiendo la indemnización y que asumiera la gestión de los cementerios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios