La Balsa del Sapo, 8 años esperando una solución

  • Un centenar de afectados exige frente a Delegación celeridad en el nuevo bombeo

Aunque media hora tarde, llegaron y haciendo mucho ruido. Alrededor de un centenar de vecinos de Las Norias de Daza, en El Ejido, se trasladaba ayer en dos autobuses hasta Almería, para concentrarse, una vez más, frente a la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía. Están cansados, hartos e indignados de alzar la voz, reivindicar una y otra vez sus necesidades, y de ver como sólo, año tras año, se les prometen cortinas de humo.

Aunque se han echado a la calle en diferentes puntos geográficos, de dentro y fuera de la provincia, tantas veces que casi han perdido la cuenta, les resulta indignante que sus reivindicaciones acaben siempre cayendo en saco roto. No pueden más. "Se trata de un pueblo con más de 9.000 habitantes, que están en peligro si no se actúa de una vez en la zona. Más de cien hectáreas de invernadero afectadas, que cada año suponen una pérdida económica de unos dos millones de euros, a lo que hay que sumar los cientos de trabajo perdidos", explicaba el secretario y portavoz de la Asociación Cañada de Las Norias, Juanba Escobar.

En esta línea afirmaba que "exigimos la adjudicación del nuevo bombeo de inmediato y la publicación del anuncio de licitación de la segunda fase del proyecto. Que Griñán visite la zona para que valore los daños y el riesgo de la población. Y por supuesto, que se establezcan líneas de ayuda para los afectados". La de ayer, es "sólo la primera de las medidas reivindicativas que vamos a poner en marcha. Si desde la Junta no toman medidas de inmediato reventaremos cualquier acto político que los actuales gobernantes autonómicos lleven a cabo en campaña electoral", sentenciaba Escobar.

Aunque por suerte está lloviendo poco, "una de las balsas ha sobrepuesto el máximo, en torno a unos 4 o 5 cm más que el máximo alcanzado el año pasado y a la otra le faltará eso para llagar al máximo. Es decir, que estamos hablando de niveles alcanzados en marzo del año pasado, y sin haber llovido prácticamente nada". La situación es insoportable, de ahí que durante la concentración, miembros de la directiva de la Asociación, se reunieran con uno de los técnicos de la Delegación de Medio Ambiente para trasladarle la problemática y sus exigencias, dado que "según nos informan la delegada del Gobierno andaluz, Maribel Requena, no se encuentra". Han firmado un documento para hacer llegar las peticiones a la delegada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios