Banderas republicanas y laurel para homenajear a Salmerón

  • Intelectuales y nostálgicos se acercaron a la Puerta Puchena para celebrar el centenario del político alhameño

Nicolás Salmerón, nacido en Alhama de Almería, fue el presidente del Poder Ejecutivo de la Primera República en 1873 y luchó por la democracia y la libertad durante sus años de vida. La Segunda República se proclamó en 1931 y, en esos momentos, el líder almeriense no vivía para celebrar uno de los momentos por los que había luchado. Y el fervor de las palabras de su viuda, Catalina, tal día como hoy hace 77 años, reflejaban la entrega del líder político: "Y tú no lo ves Nicolás mío, y tú no lo ves". Hoy era un día especial para muchos almerienses y alhameños que estaban congregados en la Puerta Puchena de Almería para conmemorar el centenario de la muerte de Salmerón.

El acto comenzaba desde la Iglesia San Sebastián donde un grupo de intelectuales transportaban una corona de laurel para hacer una ofrenda a la escultura de Nicolás Salmerón.

Antes de que se procedieran a los demás actos, se repartieron una serie de hojas a los allí presentes con tres canciones para que acompañaran con sus cánticos a la Banda Municipal de Música de Almería que acudió puntualmente a la cita.

Tras esto, Fernando Martínez procedió a realizar una semblanza. En ella, se hizo un recorrido por la vida y trayectoria de Salmerón y por los personajes históricos que han contribuido de forma activa en los pensamientos republicanos y democráticos.

El homenaje tomó un cariz más musical cuando se dispusieron a cantar dos himnos, el de La Marsellesa y el Himno Riego, y un Canto a Salmerón.

Los asistentes, con papel en mano, cantaron los tres temas reivindicando sus pensamientos y sus ideas. Un fragmento del Canto a Salmerón es: "El mundo popular con gran admiración, y el pueblo aclamará ¡Qué viva Salmerón!". Esta tercera canción tuvo de fondo la música de un acordeón tocado por el profesor de la Universidad de Almería Diego Alonso.

Mientras se sucedían las canciones, surgían gritos como "¡Viva la República!" o "¡Huele a libertad y a democracia!".

Al finalizar los cánticos, una bandera tricolor pasaba por encima de los presentes al homenaje. Para finalizar, la escultura de Nicolás Salmerón fue ataviada con una bufanda que contenía los colores republicanos.

Algunos líderes políticos, como el socialista Nono Amate, se acercaron a la cita.

Este acto ha sido organizado por la Asociación Casco Histórico y por un grupo de ciudadanos de Alhama de Almería que se han trasladado para realizar el homenaje al célebre alhameño.

El centenario de la muerte de Nicolás Salmerón recibía otro homenaje de los múltiples que se van a realizar durante todo este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios