Benizalón se quedará sin gobierno si no se soluciona el problema del agua

  • Todos los ediles entregarán su acta de concejal el 30 de abril si las administraciones no intervienen · El agua está declarada no apta para el consumo y supone un riesgo para la salud desde hace diez meses

Comentarios 2

Todos los concejales de Benizalón entregarán sus actas de concejal y dimitirán de su cargo, si para el próximo día 30 de abril no se ha solucionado el problema del suministro de agua en la localidad. Así lo aprobaban por unanimidad en el pleno extraordinario celebrado el pasado domingo 10 de abril. La desesperación ha llevado a la corporación en pleno (5 PP y 2 PSOE), ha plantarse y exigir de esta manera una "una solución y una implicación de las administraciones en este problema" explica el alcalde del municipio, Emilio Cid.

Desde hace diez meses, cuando el agua de la localidad fue declarada como no apta para el consumo humano con riesgo para los vecinos, el Ayuntamiento de esta pequeña localidad de la Sierra de Los Filabres, de apenas 300 habitantes, tuvo que cerrar los pozos y viene sufragando los gastos que supone abastecer con cubas los depósitos de sus vecinos. "La situación es insostenible, las arcas municipales están acumulando una deuda muy importante por este concepto y necesitamos que las administraciones tomen cartas en el asunto y se hagan cargo. Nos supone una partida de 15.000 euros al mes, para un presupuesto anual que apenas llega a los 400.000 euros. Nos hemos dirigido a todas las administraciones, hemos tocado todas las puertas pero hasta la fecha no hemos recibido ningún tipo de ayuda por ningún sitio", añade el alcalde para explicar los motivos que han llevado a la corporación a tomar esta decisión tan drástica.

El problema a partir del 30 de abril será doble; "no habrá gobierno en el municipio, pero lo que es más grave, es que se dejarán de comprar cubas de agua y los vecinos se quedarán definitivamente si agua en sus depósitos. Estamos hablando de un tema de primera necesidad que las administraciones deben afrontar. Se nos ha acabado la paciencia y también el dinero", concluye Cid.

La Consejería de Medio Ambiente ha construido una planta potabilizadora en la localidad, unas obras que tal y como confirma el propio regidor, se finalizaron en el mes de mayo de 2010. "El problema es que se ha puesto en marcha hace apenas quince días, pero el agua está tirándose al barranco porque aún tendrán que pasar varios meses para que las analíticas y las muestras sean favorables. Yo no me puedo hacer cargo de una planta que no está dando aún resultados de agua apta para el consumo humano".

También se ha referido Emilio Cid a las declaraciones del vicepresidente de la Diputación, Luis Pérez, asegurando que "la solución pasa por realizar una captación de agua en Tabernas". Una medida calificada por el primer edil como "una barbaridad. La obra es un coste enorme igual que el bombeo desde Tabernas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios