Campaña para que los niños den clase de religión y moral católica

  • La Delegación de Enseñanza Católica quiere animar a los padres a reclamar sus derechos

La Delegación de Enseñanza Católica ha lanzado una campaña informativa con el objeto de animar a los padres almerienses a que reclamen sus derechos y puedan decidir que sus hijos cursen clase de religión y moral católica. Según el texto constitucional de 1978, "la formación plena del alumno es la finalidad de la educación" y "la Constitución Española obliga al Estado a garantizar el derecho de los padres a la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones".

José Pérez Escobar, delegado episcopal de Enseñanza Católica, afirma que "la formación del alumno se logra con el desarrollo de todas sus capacidades, incluida la religiosa, y como hay distintos tipos de formación, ésta debe ser elegida por los padres que tienen este derecho para sus hijos". Según Pérez Escobar, nadie puede obligar a los alumnos a que reciban un tipo de formación que no responda a las convicciones de los padres.

La campaña ha sido creada a nivel nacional por la Conferencia Episcopal Española, siendo transmitida en Almería a través de la Delegación de Enseñanza Católica. Para que la misma llegue a los hogares españoles se está realizando un envío de material informativo a la vez que se está explicando a las asociaciones de padres de alumnos.

En los dípticos que se han elaborado se señalan las principales aportaciones del estudio de la religión católica a la formación del individuo. "Elegir la enseñanza de la religión en la escuela no es sólo saber cosas de Dios o datos de Jesucristo. Es, sobre todo, saber y comprobar que Él vive, Él habla, Él nos ayuda, Él nos invita a seguirlo". La formación religiosa, indica el díptico informativo, contribuye a elegir libremente una manera de ser y vivir, formando según el modelo de vida cristiano, enseñando a amar, servir y perdonar, y a descubrir cómo ser hijos de Dios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios