Capas y cintas en un encuentro

  • Con gran éxito de participación se clausuraron ayer en Mojácar los IV Encuentros Mundiales de Tunas El próximo año, el certamen hará su quinto aniversario

Es duro saltar de la cama tras una tarde noche de ronda, pero, amigo, la repesca era la repesca; participar en la final del concurso del IV Encuentro Mundial de Tunas celebrado en Mojácar, tenía un coste: madrugar, aunque no tanto, la verdad sea dicha. También ser tuno por derecho propio lo tiene, la barba en el caso de Miguel Ángel García Cervilla, novato de la Tuna de Derecho de Almería. Y es que en una Tuna no se ingresa así como así, no, hay etapas y si un veterano te dice que te afeites la barba, te la afeitas o si es preciso te la depilas. Hay que ganarse el puesto. Priscilla y compañía se encuentran en la misma tesitura: son novatas de la Tuna femenina de Distrito de la Universidad de La Laguna, en Tenerife. Con los pies de novatas puestos en la escalera, comienzan a subir peldaños: 'pardillo' el segundo, veteranas con Beca el tercero, y la capa el último. Mientras tanto, ver, oír y cantar, amén de ir a por agua si una veterana está seca. Así es la vida de quien aspira a ser tuno. Después hay otra, otra vida, vamos. Que no se olvida en la vida, que eso es lo que tiene pertenecer a una Tuna, que une intensamente. Esto es lo que sucede con Mojácar y las Tunas de todo el mundo, que se han cogido cariño y no digamos ya con la Tuna de Ciencias de Granada, la encargada de organizar conjuntamente con el Ayuntamiento mojaquero los Encuentros Mundiales de Tunas. Tanto es así, que si ayer terminaba el IV Encuentro, hoy se comienza ya a preparar el V. Mojácar, también por derecho propio, se ha hecho acreedora al título de sede permanente de los Encuentros Mundiales de Tunas, entre otros porqués porque Mojácar se ha entregado en cuerpo y alma con estos certámenes, su gente, sus establecimientos, los voluntarios de la Asociación de Moros y Cristianos. Es difícil que otro municipio, otra localidad, acoja con tanto entusiasmo un certamen de este tipo y de esta envergadura. Durante tres días, Mojácar ha sido la capital mundial de las Tunas. La música y el colorido han llenado calles y plazas de la localidad, mientras las cintas de las capas se enredaban en el afecto a los jóvenes que han querido desplazarse a esta comarca para llenarla por unos días de alegrías y de ilusiones, las mismas que a mod de cintas llevan prendidas en sus capas. Unas cintas que siempre han de ser regalo de sus admiradoras que bordan en ellas un mensaje personal. En cuanto a la tela con la que están hechas lo habitual es que sean de "raso". Suelen hacerse de 4 o 6 centímetros de ancho que son medidas standard en estos productos. Sobre el color no hay nada definido, por lo que siempre lo elige quién la borda. En algunas Tunas se sigue la costumbre de reservar el blanco sólo para las cintas bordadas por la novia, su esposa o su madre.

Y en la parte delantera de la capa se lucen los lugares que se hayan visitado con la Tuna, o en su defecto algún escudo que tenga un gran significado para esa persona. En un lugar sobresaliente han quedado los pasacalles y las rondas de unas Tunas totalmente hermanadas con Mojácar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios