Capturan un velero de lujo con más de dos toneladas de hachís

  • Guardia Civil y Vigilancia Aduanera lo interceptaron a diez millas de la costa. La investigación duró seis meses. Los dos detenidos tienen antecedentes penales

La Guardia Civil de Almería ha vuelto a dar un golpe al narcotráfico. El pasado domingo dos personas fueron detenidas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública tras ser interceptadas en plena travesía marítima, a unas diez millas del puerto de Almería, con un cargamento de más de dos toneladas de hachís a bordo.

La operación, que los agentes han denominado Operación Testa, fue llevada a cabo por la Benemérita con la colaboración de Vigilancia Aduanera.

Las detenciones se practicaron como resultado de una investigación que se inició el pasado mes de noviembre y en la cual se instruyó un control especial de las actividades de embarcaciones de recreo y que por sus movimientos los agentes consideraron sospechosas de dedicarse al tráfico de droga.

Agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil averiguaron que los propietarios de un velero con base en el puerto de Almerimar, de nombre Aloa y de bandera alemana, preparaban desde hacía semanas un transporte de hachís para introducirlo de forma clandestina por alguno de los puertos de la provincia. Hace seis meses iniciaron un control de dicha embarcación.

El operativo policial permitió constatar que, después de varias salidas de prueba del velero a la mar, el pasado domingo zarpó del puerto de Almería con rumbo a un punto de la costa del Magreb para recepcionar el alijo de hachís. Una vez que los tripulantes recibieron la mercancía, nuevamente tomaron rumbo a Almería con el fin de descargar. Durante la travesía, todos sus movimientos fueron controlados con diversos medios técnicos y cuando el velero estaba a una distancia de diez millas de la costa una patrullera de Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil procedió al abordaje e inspección.

El alijo que transportaba se componía de 70 fardos de hachís.

Los dos tripulantes, de 65 y 27 años y domiciliados en la capital, fueron detenidos de inmediato. Al más joven de los imputados le constan antecedentes y detenciones anteriores por delitos contra la salud pública y homicidio, y sobre el mayor pesan otros delitos relacionados con la violencia de género.

Los dos detenidos junto con las diligencias fueron entregados ayer a la Autoridad Judicial, a cuya disposición quedaron también los efectos intervenidos (el velero, teléfonos móviles, y un turismo marca BMW).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios