Comienzan los Martes del Perdón con la presentación de carteles

  • El marianista Iñaki Sarasua describió los detalles de la obra del joven fotógrafo Carlos Mullor, y manifestó sentirse impresionado por el silencio del Perdón

"Sabernos y sentirnos constantemente perdonados por Dios en Cristo es la condición esencial de la que arrancará cualquier vida cristiana alegre y sana, auténtica, cálida, apasionada. Sólo el que se sabe amado y perdonado por Dios gratuitamente es capaz de amar y perdonar a otros". Son palabras con las que el sacerdote marianista Iñaki Sarasua, resumió su exposición sobre el silencio del Perdón durante la presentación del cartel anunciador del Vía Crucis y cartel de los actos litúrgicos, con los que se iniciaron los tradicionales 'Martes del Perdón', coincidiendo este año con el vigésimo quinto aniversario de la bendición de la imagen.

La hermandad ha elegido este año una bella imagen de la que es autor el joven fotógrafo Carlos Mullor Castillo, autor igualmente del cartel de 2007, que pone de manifiesto su extraordinaria sensibilidad artística para transmitir el espíritu penitencial y de silencio de la hermandad del Perdón.

Iñaki Sarasua describió la obra de Carlos Mullor, a quien se refirió como un jovencísimo pero experimentado fotógrafo, destacando los colores cálidos y los dos planos que aparecen en la fotografía. "Siempre he pensado que un modo de vivir lo religioso que no nos aporte calidez, que no nos caliente el corazón y la vida, no sirve; porque la vida que Dios nos da está hecha para vivirla con pasión". Junto a la cabeza de un hermano, continuó el Padre Iñaki, aparece el báculo con una llama y una cruz, preciosa simbología para decirnos que la cruz es la luz del hombre. Al fondo aparece el Cristo del Perdón, siendo llevado en silencio por la calle Silencio. "El silencio que siempre acompaña este paso es lo que me impresionó a mí, y es lo que sobrecoge a todo el pueblo de Almería, incluidos mis alumnos de 15 y 16 años".

El presentador del cartel se refirió en una segunda parte de su exposición a la relación que existe entre el Cristo del Perdón y el silencio, tal como aparece en los evangelios, ya que el hombre de la palabra salvadora y justa en cada momento calla en los momentos trascendentales. Iñaki Sarasua expuso los dos sistemas judiciales distintos que funcionaban en Israel. El juicio, que siempre incluye una condena, del acusado o del acusador si éste calumniaba, sin que el juez pudiera perdonar; y por otro, la lid o rib, en la que el perjudicado hacía la acusación al culpable para que dejara de hacerlo, y así no condenarlo. "Quien opta por este tipo de acusación ya va ofreciendo el perdón. Jesús calla y elige morir él, dando libremente la vida y perdonando explícitamente. Es el Cristo del Perdón".

A continuación, fue Encarni Molina, portavoz del grupo de Liturgia, quien presentó el cartel de los actos litúrgicos de 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios