Decomisan 40 kilos de pescado en mal estado a un vendedor ambulante

  • La Policía Local de Tabernas detuvo al pescadero que se negó a aportar la documentación

Comentarios 0

Un vendedor ambulante de pescado fue detenido por la Policía Local de Tabernas como presunto autor de un delito de desobediencia grave a la autoridad.

El detenido, identificado con las iniciales J. M. F. P., se negó a aportar a los agentes la documentación sobre el pescado que vendía en la plaza del pueblo, después de que hace una semana le decomisaran más de 40 kilos de pescado en mal estado.

Fuentes policiales indicaron que el imputado, vecino de un municipio cercano, fue sorprendido ayer por la mañana cuando vendía el producto de forma ilegal en el pueblo y se negó a abrir el vehículo para que los funcionarios comprobaran el estado y procedencia de la mercancía, por lo que fue detenido de inmediato.

En esta ocasión la Policía Local no pudo decomisar el género al huir un familiar con el coche. Si bien, la semana pasada los agentes le intervinieron 40 kilos de pescado no aptos para el consumo humano al mismo vendedor. Carecía de autorización municipal para el ejercicio de la venta ambulante, carné de comerciante ambulante, carné sanitario de manipulador de alimentos y factura de compra del pescado.

La Policía señaló que, según el inspector veterinario, el pescado carecía de las condiciones higiénicas y sanitarias que se exigen, así como el etiquetado de los productos. Este fue el motivo por el que se presuponía que todo lo que vendía era de dudosa procedencia, por lo que el pescado fue declarado no apto para el consumo humano y se procedió a su destrucción.

Algunos vecinos del municipio incluso han asegurado a este periódico que han sido testigo, en ocasiones, de ver el pescado en estado de" putrefacción", y que el olor era" insoportable".

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios