Desarticulan un grupo que introducía cocaína a través de envíos postales

  • La Guardia Civil detiene a siete implicados en la trama, entre ellos a una funcionaria de Correos de la oficina de Roquetas

La Guardia Civil ha desarticulado una red dedicada al narcotráfico de cocaína a través de envíos postales camuflados desde Costa Rica y Venezuela, y detenido a siete personas, entre ellas una empleada de una oficina de Correos en Roquetas de Mar, María Dolores S.D. y el considerado cabecilla de la organización, un hombre de 32 años identificado con las iniciales de Giuseppe B.G.

La denominada operación Odón, en la que se han intervenido dos kilos de cocaína de gran pureza y 54 gramos de hachís, se inició el pasado mes de diciembre con la localización de un miembro del grupo cuando se disponía a viajar a Suramérica para preparar varios paquetes con droga que debían ser remitidos hasta el municipio de la comarca del Poniente almeriense.

Dos de estos envíos, que se dirigían a direcciones seleccionadas previamente por la trabajadora de Correos entre las de su área de influencia para garantizar en anonimato de sus cómplices en caso de que éstos fuesen interceptados por la Guardia Civil, se detectaron poco después pese a estar declarados en aduana como un ordenador portátil infantil y una figura decorativa de cristal.

Los paquetes contenían 738 y 1.380 gramos de cocaína procedentes de Costa Rica y Venezuela, respectivamente, y su rastreo posibilito la ejecución mediante orden judicial de cuatro registros en domicilios de Aguadulce, en Roquetas de Mar, donde los agentes hallaron 54 gramos de hachís, un arma de fuego y numerosa documentación.

El cabecilla de la organización, que ha pasado junto a sus compañeros a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Roquetas de Mar, fue arrestado en Valencia. En la operación, la Guardia Civil contó con la importante colaboración del personal de Correos.

La Guardia Civil arrestó hace una semana a dos ciudadanos domiciliados en el municipio de Fines por un delito similar. Eran los receptores de paquetes de cocaína enviados desde Argentina.

Según manifestaron desde la Comandancia, el año pasado localizaron otro envío postal de las mismas características aunque en esta ocasión no hubo detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios