Detenidas 70 personas por un fraude de más de 700.000 euros con empresas ficticias

  • Las cinco empresas implicadas, todas ubicadas en Almería, generaron una deuda a la Seguridad Social por impagos de cuotas de más de 300.000 euros.

La Policía Nacional ha detenido a 70 personas a las que acusa de defraudar 738.186 euros a través de cinco empresas pantalla ubicadas en Almería que realizaban altas en la Seguridad Social para obtener prestaciones indebidas o autorizaciones de residencia y trabajo a ciudadanos extranjeros. La Comisaría de Almería ha informado este martes de que hay otras 36 personas imputadas y de que durante el período de actividad de las empresas fueron dados de alta 254 trabajadores. Las detenciones se han efectuado en dos actuaciones diferentes, la primera de las cuales culminó con el arresto de 62 personas y la imputación de otra, a las que se les acusa de delitos de falsedad documental y estafa.

Esta operación fue iniciada el pasado mes de noviembre cuando, gracias a la Inspección Provincial de Trabajo de Almería, la Policía Nacional detectó cuatro falsas mercantiles domiciliadas en las localidades de Vera, Antas y Gador dedicadas supuestamente al comercio, hostelería y construcción. Los administradores de estas empresas, sin actividad laboral, habrían gestionado el alta de 212 personas, según la Policía Nacional, que ha constatado que 98 obtuvieron algún tipo de prestación o subsidio por desempleo.

La Comisaría de Almería ha indicado que los falsos trabajadores pagaban diferentes cantidades de dinero que oscilaban entre los 250 y 450 euros o bien durante el período de alta abonaban una cantidad mensual que variaba entre 50 y 100 euros, para obtener de forma irregular un contrato que les permitiera solicitar después prestaciones y subsidios de la Seguridad Social o del Servicio de Empleo. Los extranjeros utilizaban estos contratos también para regularizar su situación en España o renovar sus permisos.

La actividad fraudulenta de estas cuatro empresas generó una deuda a la Seguridad Social por impagos de cuotas de 355.507 euros, al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de 108.681 euros y un fraude al Servicio Público de Empleo Estatal de 206.831 euros en cobros de subsidios y prestaciones por desempleo y 57.941 euros en cobros por bajas maternales. También gracias a la Inspección Provincial de Trabajo de Almería, la Policía Nacional conoció la existencia de un falso empresario dedicado a la compraventa de contratos de trabajo a ciudadanos africanos para regularizar su situación administrativa en España y se inició una operación finalizada con la detención de ocho personas y la imputación de otras 35.

La operación tuvo lugar en El Ejido donde los agentes localizaron una empresa, sin actividad, supuestamente dedicada a la construcción, con sede social en Adra, en la que han figurado un total de 42 inexistentes trabajadores. El responsable de esta empresa engañó a su suegra de 85 años para que figurara como socia capitalista y además, dio de alta a su mujer con el fin de que cobrara prestaciones por desempleo y exigía 300 euros a ciudadanos extranjeros a cambio de ofertas de contratos y asesoramiento en los trámites para conseguir la tarjeta de residencia en España. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios