El reportaje

Economía, situación socioprofesional y vivienda de Fondón en el siglo XVIII

  • El estilo, el modo de hacer una vivienda determina plenamente la historia de una localidad, definiendo su personalidad. Eso pasa en Fondón, que tiene barrios muy característicos y tradicionales

UN grupo escaso pero significativo, que se irá incrementando con el paso del tiempo, de repobladores y sus descendientes planteará transformaciones globales y modificaciones puntuales en función de sus necesidades sociales y posibilidades económicas, apareciendo, en Fondón, Benecid y Codba (Presidio, Fuente Victoria) un tipo de vivienda muy interesante, como solución intermedia entre la popular y la casa señorial.

La elementalidad de la casa popular permite acometer su edificación, en parte, por personas no especializadas, por lo que, en líneas generales, no se da una total separación entre productor y usuario de la construcción, pues la sencillez técnica permite la participación intensiva de los propietarios, lo que no ocurre en la edificación de las viviendas consideradas de primera magnitud, en las cuales se da una total separación entre productor de la obra arquitectónica y cliente.

Los tres tipos de casas reseñados están plenamente configurados a mediados del siglo XVIII. En esta centuria las influencias económicas se hacen cada vez más patentes, la vivienda no es exclusivamente un lugar de abrigo, sino también centro de explotación, la situación socioprofesional marcará considerables diferencias en la misma. En el cabildo celebrado por el concejo de Fondón, el 31 de enero de 1793, se acuerda que el alcalde José Valverde "custodie, en la casa de su morada, dicha arca del dinero del pósito, respecto a estar dicha su casa en uno de los sitios más principales y públicos de este lugar".

De lo dicho anteriormente es un excelente y significativo ejemplo el caso de Presidio (Fuente Victoria) a mediados del siglo XVIII.

El caserío aparece nucleado, en torno a la "Plaza que llaman de Armas", en los barrios de la Plaza y Calle Real (calles Real, de la Iglesia, Verónica, del Henchidero, y la que sube a las Eras), de la Almazarilla, Barrio y Calle del Agua, y Barrio y Calle de la Leona.

Las casas, todas de dos plantas: baja y alta, menos una que solamente consta de baja, presentan una gran variabilidad en cuanto a superficie y otros aspectos.

El barrio de la Plaza y Calle Real cuenta con setenta y una casas, las cuales presentan gran diversidad en las dimensiones de las fachadas: veinte entre 2 y 5 varas (1 vara = 836 milímetros), veintitrés 6-10, dieciocho 11-15, ocho 16-20, una 21-30 y otra 41-50; en cuanto al fondo nos encontramos: seis entre 3 y 5 varas, treinta y una 6-10, veinte 11-15, nueve 16-19 y cinco 20-22.

Treinta y siete casas presentan menos fachada que fondo, con una amplia gama de casos (3-19, 3-8, 15-16, etc.); veinticinco más fachada que fondo (44-10, 9-3, 20-16, etc.) y nueve igual fachada y fondo (20-20, 13-13, 8-8, etc.). Diecinueve poseen "jardín" y dos huerto.

Diecinueve casas tienen 2 "cuartos"/habitaciones, cuatro 3, diez 4, dos 5, diecisiete 6, tres 7, seis 8, una 9, cinco 10, una 11, dos 13 y una 16.

El barrio y calle de La Leona comprende dieciocho casas: siete de 3 a 5 varas de fachada, diez 6-10 y una 11-15; dos de 2 a 5 varas de fondo, ocho 6-10, siete 11-15 y una 16-19.

Trece casas poseen menos fachada que fondo (3-9, 10-18, 7-10, etc.) y cinco más (8-2, 14-10, 9-8, etc.). Dos cuentan con "jardín".

Cinco casas constan de 2 "cuartos"/habitaciones, dos 3, tres 4, dos 5, cuatro 6, una 7 y otra 9.

El barrio y Calle del Agua cuenta con ocho casas: dos de 3 a 5 varas de fachada, dos 6-10, tres 11-15 y una 16-19; una de 3 a 5 varas de fondo, cuatro 6-10, dos 11-15 y una 20.

Cinco casas presentan menos fachada que fondo (3-10, 19-20, 7-8, etc.) y tres más (1l-3,11-10). Dos gozan de "jardín" y una de huerto.

Dos casas disponen de 2 "cuartos"/habitaciones, dos 4, tres 6 y una 9.

El barrio de La Almazarilla tiene cinco casas: dos de 2 a 5 varas de fachada, una 6-10 y dos 15; una de 3 a 5 varas de fondo y cuatro 11-14.

En tres casas la fachada es menor que el fondo (3-14, 4-11, 11-12) y en dos mayor (8-3, 15-11). No poseen huerto ni "jardín".

Una casa presenta 2 "cuartos"/habitaciones, dos 4, una 6 y otra 9.

Destaca la casa de los Palomar situada, según el Catastro de Ensenada, "en el barrio de la Calle Real, pertenece a don Manuel de Aguilera como tutor de los menores hijos de don Andrés de Palomar, y consiste en ocho cuartos altos y cinco bajos, con su jardín y dos corrales, uno incluso dentro de dicha casa y otro contiguo a ella; tiene de frente veinte y tres varas y veinte de fondo. Linda don Francisco Calvache y la iglesia parroquial de este lugar. La vive y pudiera ganar de arrendamiento en cada un año ciento y veinte reales vellón".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios