Encontrar empleo en el taller de telar

  • Voluntariado, cursos y distintas actividades permiten canalizar las inquietudes de una población escasa que apela a la imaginación para formarse y a la vez estar entretenidas

Bacares acogió la clausura del Curso de Telar impartido a quince mujeres, de las que dos iniciarán su actividad empresarial e intentarán introducir en el mercado el fruto de se actividad productiva. El curso lo cerraba la Diputada de Igualdad, Elisa Fernández, quien además de hacer entrega de los correspondientes diplomas, ha querido resaltar resultados de la experiencia, "han sido magníficos, están a la vista y por esa misma razón continuaremos con los talleres en Urrácal y Somontín". No es casualidad que las elegidas sean pequeñas localidades de nuestra provincia, ya que para Fernández "desde Diputación intentamos llegar a todos los rincones, en especial a municipios con pequeñas poblaciones y escasa oferta de actividades". Luego de la entrega de los diplomas acreditativos, acompañada de la profesora encargada del curso de telar, Patricia Alemán y las alumnas, se dirigieron a la sala donde se realizan distintas confecciones en lino y algodón, prendas de altísima calidad y que de ahora en más Consuelo Medina y Dolores Mirallas, las nuevas empresarias en cuestión, intentarán colocar en el circuito comercial. Las próximas citas serán en la Feria Internacional de Burdeos y en la exposición de modas de la Galerie Vistoriastadt de Alemania; allí pondrán a la venta las chaquetas, chales, bufandas, bolsos y distintos artículos que minuciosamente son confeccionados de manera artesanal en su taller de Bacares.

Cuando hay gente con inquietudes y escasos recursos, se apela a la imaginación para canalizar esa energía que fluye de estas mujeres. Si el geriátrico necesita voluntarias para atender a los abuelos, ellas dicen presente. Si se fabrican jabones, alcohol con distintas propiedades o colonias, ellas son quienes lo hacen. Si se prepara al Santo Cristo que saldrá de procesión ante miles de personas que van de romería, también están ellas. Ahora lo más curioso es la asistencia de un grupo de mujeres mayores al Centro Guadalinfo de la localidad, donde según nos cuenta María Teresa Muñoz, una de las usuarias, "hemos construido un blog, donde contamos cosas del pueblo y colgamos fotos para que puedan verse en cualquier sitio". Bacares es un pueblo de sierra de unos 240 habitantes según el último censo, donde la gran mayoría de la población es mayor. María Teresa nos cuenta que "soy la menor de todas las que vamos a Guadalinfo, pero en el centro además, los lunes miércoles y viernes tomamos clases de steep, aeróbic, yoga, pilates y relajación". La sorpresa por la encargada de dictar las clases, "que va, nadie, encendemos el ordenador y vamos haciendo lo que la pantalla nos va indicando".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios