Explota un artefacto adosado al coche de una familia

  • El artefacto, adherido a un todoterreno ocupado por un matrimonio y sus tres hijas, ha explotado esta mañana en Almería sin causar daños personales. La Policía cree que podría ser un ajuste de cuentas.

Comentarios 0

La explosión del artefacto, al parecer de fabricación casera, se ha producido frente al número 98 de la calle Abrucena, en el barrio de El Zapillo, según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía y R. I. G. F., la esposa del propietario del todoterreno Mitsubishi afectado por la deflagración.

El incidente estaría relacionado con las disputas entre ambas familias, que ya se enfrentaron en un tiroteo en agosto de 2007, según las mismas fuentes.

Acompañado de su familia, con la que desde hace meses reside en un inmueble alquilado en esta zona de Almería, Antonio S.O. se ha dirigido a su vehículo sobre las 12.15, momento en el que se ha producido la explosión al poner en marcha el turismo.

"Justo al arrancar, hemos sentido como un petardazo muy fuerte que ha llegado a levantar el coche del suelo", ha explicado a los periodistas la mujer que, al igual que el resto de su familia, ha logrado abandonar el turismo por su propio pie, aunque dos de sus hijas presentan molestias severas en los oídos.

Tras alertar el conductor del vehículo de los hechos, agentes de la Policía Nacional y Local, así como los Tedax de la Guardia Civil, se han personado en la zona, que ha sido acordonada mientras se inspeccionaba el todoterreno.

El análisis preliminar del vehículo ha arrojado que la explosión la ha producido un único artefacto de fabricación casera colocado previamente en los bajos del todoterreno.

Mientras continúa el análisis del coche afectado, que ha sido traslado a dependencias policiales, y se toma declaración tanto a su propietario como a la mujer de éste, la Policía Nacional ha apuntado que la colocación del artefacto parece responder a un ajuste de cuentas.

La familia afectada por la deflagración ha culpado de ésta a un clan, también de etnia gitana, con el que se enfrentaron en un tiroteo ocurrido en el barrio almeriense de El Quemadero el pasado 1 de agosto. Ese día, sobre las 14:50, se produjo un tiroteo en un inmueble de la calle Las Negras, donde las dos familias rivales mantenían una reunión para dirimir cuestiones pendientes relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes.

Este enfrentamiento entre clanes se saldó con la muerte de F.O.G., tío de la esposa del dueño del turismo que ha explotado hoy.

Durante el tiroteo otros dos varones resultaron heridos al alcanzarles sendos disparos a la altura del muslo, entre ellos el propietario del todoterreno, Antonio S.O., a quien le constan detenciones previas por tráfico de drogas.

Según el testimonio prestado hoy por su esposa, tras el tiroteo ocurrido el pasado 1 de agosto la familia ha recibido repetidas amenazas de muerte por parte de los miembros del clan rival, lo que ha motivado el traslado de su vivienda desde el barrio de El Quemadero al de El Zapillo, donde se ha producido la explosión, que ha causado daños materiales de escasa consideración.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios