educación

Huécija y Alicún, en vilo hoy por el corte de luz de su colegio

  • La Junta dice que no se llevará a cabo. Ambos municipios, obligados a entenderse

El casi centenar de niños que dan vida al colegio de Alicún y Huécija se fueron ayer de vacaciones y no tendrá que vivir el posible maltrago de que el lugar donde aprenden, se socializan y maduran su personalidad se quede, literalmente, sin suministro eléctrico. Hoy es el día en que Endesa procedea ejecutar el aviso de corte la luz del centro educativo tras el impago de más de 6.000 euros en facturas que los ayuntamientos de Alicún y Huécija no han abonado.

Algo que presumiblemente no se va a producir tal y como ha insistido en varias ocasiones a este periódico la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Gracia Fernández, que mantiene que "se ha pedido un aplazamiento a la empresa suministradora para que ambos ayuntamientos tengan tiempo de rubricar el nuevo convenio para el mantenimiento del colegio y puedan así abonar esta deuda".

Fernández mantuvo este pasado lunes una reunión con la Asociación de madres y padres del colegio y los alcaldes de las dos localidades para reducir el estado de alarma que se ha instalado en estas últimas semanas ante el miedo de que el corte de luz provoque, a su vez, el cierre definitivo del centro educativo.

La delegada del Gobierno de la Junta ha insistido "que el colegio va a seguir funcionando como lo ha hecho hasta ahora" y ha apuntado que "todo se solucionará cuando ambos ayuntamientos rubriquen el nuevo convenio".

A este respecto, tras varios años sin un documento que especifique las obligaciones de ambos consistorios para el mantenimiento del colegio (instalado en el término municipal de Alicún), el nuevo convenio que ya tienen en sus manos contempla que Huécija deberá abonar dos terceras partes del mantenimiento y Alicún el resto.

"Ahora tenemos que sentarnos y negociarlo todo y evitar que en el futuro se produzcan más situaciones como ésta", apunta el regidor de Alicún, Antonio Navarro, que ayer confesaba a este periódico que aún desconocía qué iba a pasar con el colegio "porque nosotros no tenemos fondos para hacer frente a ese dinero ya que llevamos muchos años pagando solo nosotros".

El alcalde de Huécija, Juan José Ramírez, ya apuntó a este periódico hace unos días que su Ayuntamiento ya tiene preparada una partida de 10.000 euros para hacer frente al pago de las deudas que tiene el colegio pero que "hasta que no se firme el convenio y no incumplamos lo que estipula la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local aprobada en 2014 no podemos hacer nada".

Hoy los vecinos de ambos municipios saldrán de dudas cuando los los profesores se personen en el colegio para cumplir su jornada laboral.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios