Ilustres almerienses

  • Diario de Almería celebra su noveno aniversario con una noche brillante en la que reconoció el tesón y trayectoria de almerienses que proyectan la imagen de la provincia

Una fiesta entre amigos, los casi mil que acudieron en la noche del miércoles a la Gala organizada por Diario de Almería con motivo de su noveno aniversario, permitió reconocer y poner en valor tanto la trayectoria como la dedicación en ámbitos tan dispares como la ciencia, la cultura y la solidaridad de almerienses ilustres que son profetas en su tierra y embajadores fuera de la provincia. La cuarta edición de los premios de este periódico, que arrancó a las nueve de la noche en el Auditorio Municipal Maestro Padilla de la capital, ha contribuido a consolidar la imagen de unos galardones que ya se han fijado en el calendario de noviembre como cita obligada para los representantes políticos y agentes sociales y económicos de esta provincia.

Principalmente por la altura y categoría de unos premiados de renombre, que meses atrás fueron elegidos por un jurado de lujo, por su contribución en los últimos años a la promoción doméstica y a la proyección internacional de los mejores valores de esta tierra. Decía Miguel de Cervantes que "al bien hacer jamás le falta premio", por lo que había llegado el momento de que el poeta Julio Alfredo Egea, el catedrático de Ecología de la Universidad de Granada Luis Cruz, el fotógrafo Carlos Pérez Siquier y la Congregación de las Adoratrices fueran los protagonistas de las distinciones de una noche especial promovida porDiario de Almería para celebrar sus nueve años como referente de la información provincial.

Este año ha sido la cuarta edición de los premios desde que comenzaran coincidiendo con el quinto aniversario del periódico. En anteriores ediciones han recogido los galardones destacadas personalidades almerienses como el acuarelista Julio Visconti, el periodista Carlos Herrera, la joven diseñadora Patricia Rosales, el biólogo riojeño Ginés Morata, la actriz Nerea Camacho o la directora de Comunicación del Parlamento de Europa Juana Lahousse-Juárez. Todos ilustres almerienses. Y es que cada año en noviembre, la provincia acude sin dudarlo a la llamada del Diario.

Los casi un millar de personas que llenaron el patio de butacas, palcos y primera planta, pese al vacío en primeras filas derivado del eterno pleno municipal que retrasó la llegada de la corporación, dieron una afable y afectuosa acogida a los galardonados para disfrutar después de un nuevo concierto de una de las orquestas más antiguas de España, la Sinfónica Provincial de Málaga.

La Gala comenzó poco después de las nueve de la noche, tras un incesante y paulatino goteo de invitados por el photocall cuyas imágenes se recogen hoy en una veintena de páginas y también en la renovada web www.elalmeria.es, con una presentación a cargo del director de Diario de Almería, Antonio Lao Alonso, quien desgranó el objetivo de los premios: "Queremos reconocer la labor de los almerienses, de aquellos que han dedicado toda su vida a esta tierra y a los que triunfan fuera de ella, a los innovadores, aquellos que con su labor callada han logrado que Almería sea cada día más grande, más habitable, más creativa y más humana". A continuación, se sucedieron las entregas de reconocimientos a los galardonados de manos de las autoridades que presidieron el acto conmemorativo tanto del Gobierno como de la Junta de Andalucía y la Diputación. Y es que todas las administraciones públicas han querido estar juntas en torno a una efeméride especial para esta casa, como ya lo hicieran en anteriores citas promovidas este periódico como la Gala del Milenio del Reino de Almería o la presentación de su Anuario de la Agricultura. La delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Gracia Fernández, el presidente de la Diputación, Gabriel Amat, el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, y el director general del Grupo Joly, Tomás Valiente, fueron los encargados de entregar los diplomas y estatuíllas a los galardonados.

Los discursos de los premiados dieron más sentido aún a estos reconocimientos y evidenciaron que, además de profetas en su tierra, también son embajadores. Ilustres almerienses que recurrieron a la poesía como el académico Julio Alfredo Egea, a la fotografía como Pérez Siquier, a una lección magistral sobre la vocación de internacionalización de las universidades y a un repaso por los principios de la solidaridad que tanto escasea en estos tiempos como María José Palomino, directora de la misión adoratriz en Almería. La ovación a los premiados fue atronadora, el mejor colofón para una noche inolvidable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios