'Imagina' un mundo sin barreras

  • Un cortometraje presenta una posible sociedad en la que existiera la plena inclusión de las personas discapacitadas Todo se ha rodado con croma, mezclando actores reales y animación

Una sociedad en la que cualquier discapacidad no suponga una merma en la calidad de vida, en la que exista la igualdad de oportunidades, en la que todos los ciudadanos pongan de su parte para no segregar a ningún colectivo, es una sociedad posible.

Ese mundo de plena inclusión es lo que muestra el cortometraje 'Imagina', rodado por el actor y director veratense Pedro Flores. Una obra en la que se "dibuja" un mundo igualitario, donde las personas con alguna discapacidad no encuentran obstáculos o barreras en su día a día. Esta sociedad es posible, pero, por el momento, hay que imaginarla.

Para concienciar a los jóvenes del municipio sobre los problemas que presenta la vida cotidiana para cualquier persona discapacitada, el Ayuntamiento de Vera y la asociación Asprodalba han promovido la filmación de este vídeo, con alumnos de Secundaria de los institutos, como parte del programa educativo Inclusión Plena.

En la grabación han participado casi cuarenta alumnos de segundo de la ESO, algunas concejales del Consistorio veratense y miembros de Asprodalba, como su fundador, Ignacio Martín Cuadrado, o algunos de sus usuarios.

A parte de la temática tratada y su valor como proyecto educativo, la principal peculiaridad de 'Imagina' radica en su forma de rodaje. Todas las escenas han sido grabadas en croma, para crear posteriormente un mundo digital, un entorno de dibujos animados en el que se mueven los actores reales.

"Buscaba hacer algo innovador, que llamase la atención tanto por el contenido como por su forma", confiesa el autor, Pedro Flores. Construir un mundo virtual, con ilustraciones propias, no ha sido un trabajo sencillo. "En el proceso de edición he llegado a usar seis programas diferentes: uno para dibujar los fondos, otro para crear la animación, editar el vídeo, editar sonido, etcétera", un trabajo que, como recuerda, "para algunas escenas me ha llevado hasta dieciséis horas de diseño y edición".

En este tipo de técnica es muy importante conseguir un croma perfecto, donde la iluminación juega un papel primordial. "Era necesario que la tela verde estuviera perfectamente rígida y que la luz sea la misma en todas partes, para que luego no existieran problemas a la hora de sustituir el fondo por el creado digitalmente", explica Flores. Para ello, el director contó con la inestimable ayuda de otros jóvenes veratenses amantes de las artes escénicas, como Emma Cortizo, Ana Belén Gabaldón y José Ángel Moreno.

La filmación se realizó tanto en la Casa Hermandad de San Juan como en las instalaciones del colegio Valdeserra, con un croma desmontable, elaborado por la propia familia del director. Durante tres días de rodaje, los estudiantes que participaron no solo mostraron sus dotes interpretativas, sino que se involucraron en el proceso de grabación, aprendiendo algunos de los aspectos básicos sobre el uso de cámaras, la utilización de los planos, el sonido, etcétera.

Sin lugar a dudas, la estética del cortometraje llama la atención por su originalidad, ya que "no es muy habitual encontrar autores en la zona que apuesten por el croma y los fondos animados", como reconoce Pedro Flores. Sin embargo, no es la primera vez que este veratense coquetea con esta técnica. Ya en algunos vídeos promocionales de su grupo teatral había "jugado" con el croma, "pero no en algo tan complejo y laborioso como en este corto".

A partir de este momento, el vídeo pasa a propiedad de Asprodalba, que ya ha anunciado que quiere moverlos por certámenes y darle la mayor difusión posible, para que su mensaje de plena inclusión cale en la sociedad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios