Imputan a un exconcejal y tres policías locales por amañar unas oposiciones

  • Un auto del Juzgado de Primera Instancia señala que Diego Gea influyó para que su sobrino Diego Raúl Gea obtuviese la plaza cambiando el examen e impidiendo la investigación del caso

Comentarios 7

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Vélez-Rubio ha imputado al ex concejal del Ayuntamiento de la localidad, Diego Gea (PSOE), y a tres policías locales Diego Raúl Gea, Mateo López, y Julián González, por supuestas irregularidades en el proceso de selección en las oposiciones para una plaza de Policía Local de la localidad que tuvo lugar en el año 2010 al incurrir supuestamente en un delito de prevaricación administrativa, de tráfico de influencias, de omisión de perseguir delitos y de falsedad documental.

El auto al que ha tenido acceso Diario de Almería señala que en las citadas pruebas de selección aprobó Diego Raúl Gea, sobrino carnal del por entonces concejal de Hacienda y Personal y Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Vélez-Rubio, Diego Gea. Un hecho que motivó la denuncia por parte de varios de los aspirantes a la plaza al afirmar "que la prueba fue amañada porque vieron que en el examen de Gea había tachaduras y cuando fuimos a los exámenes en revisión los folios no se correspondían con los que vimos el día del examen".

La denuncia, que tuvo lugar el 15 de septiembre de 2011, propició por parte del Juzgado la petición de un informe de dos peritos caligráficos que señalan que "existen dudas razonables de una manipulación en los folios del examen" y que "todo indica que pudo existir un cambio del folio cinco".

El auto informa que el secretario del Ayuntamiento subrayó en el expediente administrativo de la oposición que los exámenes originales no se encontraban en un sobre cerrado y firmado, sino en otro sin cerrar y que "el que suscribe estas líneas no sabe si se ha producido algún tipo de manipulación o alteración del contenido del sobre referenciado".

Todo ello motivó al secretario a informar a la Policía Local del hecho el 10 de noviembre de 2010 pero no lo puso en conocimiento del Juzgado.

Asimismo explica que los cuatro miembros del Jurado, que aseguraron en su declaración tener constancia que el sobre donde están los exámenes había sido abierto, eran la por entonces secretaria personal del edil de Hacienda, Juana María Rodríguez, el tesorero del Ayuntamiento, Juan José Molina, y los policías locales Mateo López y Julián González. El auto insiste por esta razón que el jurado "no tenía la imparcialidad necesaria para ejercer la función encomendada".

Da la casualidad, según reza en el auto, que de forma paralela a la oposición, los dos citados policías ascendieron profesionalmente, Mateo López pasó a ocupar la plaza de Jefe de la Policía Local y Julián González, la de subjefe.

Ante estos hechos, el Juzgado imputa a Mateo López por el delito de omisión del deber de perseguir delitos al no investigar los hechos tras conocerlos de parte del secretario así como por falsedad en documento público y prevaricación al elaborar un atestado como consecuencia de la denuncia del citado secretario municipal argumentando que se había realizado una investigación de los hechos y falsificar la fecha del mismo siendo posterior al 10 de noviembre de 2010 . Por su parte, a Julián González se le imputa por los delitos de omisión del deber de perseguir delitos y prevaricación, por las mismas razones que a López.

En el caso de Diego Gea, el auto señala que hay indicios de un delito de tráfico de influencias al influir para que "aprobase su sobrino carnal" y por otorgar beneficios a miembros del Tribunal en los citados ascensos para conseguir un beneficio para su sobrino.

Por último, el auto imputa al policía local que aprobó la oposición, Diego Raúl Gea, por delitos de prevaricación, falsedad en documento oficial e infidelidad en la custodia de documentos (se señala que pudo ser él el que "dio el cambiazo" al examen -literal-).

El actual alcalde de Vélez-Rubio, Miguel Martínez Carlón (PP), no ha querido valorar el caso a este periódico y ha afirmado que "cuando la Justicia se pronuncie actuaremos en consonancia".

Según ha podido saber este periódico, el juicio se celebrará antes de que finalice el año y si finalmente se condenan a los tres policías, éstos podrían incluso ser expulsados del Cuerpo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios