La 'Ley antibotellón' fracasa y no reduce las intoxicaciones etílicas

  • El número de casos atendidos en las Urgencias de Torrecárdenas se ha incrementado en las mujeres

Comentarios 3

La intención de reducir el consumo de alcohol entre los más jóvenes mediante la aplicación de la conocida como Ley antibotellón, no ha tenido hasta el momento los resultados que se esperaban. Los datos registrados por el Servicio de Urgencias del Hospital Torrecárdenas de la capital ponen en evidencia los logros de la norma.

En el caso de los hombres el número de incidencias relacionadas con el alcohol registradas a lo largo de los meses de enero y febrero de 2007 fue de un total de 65, frente a las 68 registradas en el mismo período de 2008. En lo que respecta a las mujeres, en el pasado mes de febrero, se han atendido tres casos más que en el año anterior.

El jefe del Servicio de Urgencias de Torrecárdenas, José María Aznar, detalló que entre los 16 y los 20 años es el intervalo de edades en el que más casos de intoxicaciones etílicas han atendido en el centro hospitalario en el último año. En noviembre, mes en el que la ley entró en vigor, Aznar señaló que "llegaron a Urgencias un total de 29 intoxicaciones, de las que 24 corresponden a hombres y cinco a mujeres". Estas cifras aumentaron en el mes de diciembre, pasando a atender un total de 39 casos de hombres y seis de mujeres.

Precisamente fue el mes de diciembre junto al de junio de 2007 en los que se registraron un mayor número de casos en el sexo masculino, coincidiendo con la llegada de la época estival y la festividad de la Navidad. Las mujeres coinciden en los meses de diciembre y enero, además de en el de agosto donde alcanzan la máxima de casos con 15. El jefe de Urgencias apuntó, asimismo, que "las noches de los fines de semana siguen siendo las elegidas por los jóvenes para consumir alcohol". Sin embargo, no ocurre entre los mayores y las intoxicaciones etílicas se dan en cualquier día de la semana.

En la franja de edad comprendida entre los 36 y 40 años "se producen bastantes reincidencias de personas que tienen serios problemas con el alcohol y que a pesar de que se les ha intentado rehabilitar a través de distintos programas no se consigue". José María Aznar apuntó que "las intoxicaciones etílicas se dividen habitualmente en tres niveles; las no complicadas, cuyos síntomas son balbuceos, incoordinación o vómitos, que son las que se atienden principalmente; las graves, en las que los pacientes se suelen desinhibir; y los comas etílicos".

El responsable de Urgencias insistió en que el consumo de alcohol puede provocar serios problemas a largo plazo. "Actualmente se está incrementando el número de casos de cirrosis hepáticas, sobre todo en edades más tempranas de lo habitual". Los efectos secundarios provocados por la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas van más allá y pueden llegar a producir graves problemas en el sistema nervioso central que ocasionan entre otras cosas perdidas de la memoria.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios