"Luis García Collado ha estado mucho tiempo en su sillón y poco en la calle"

  • El joven regidor popular le pide a los vecinos que le exijan trabajo

Caminar las calles de Huércal-Overa con Domingo Fernández Zurano es un paseo entrecortado. Al Alcalde electo huercalense le saludan efusivamente, le felicitan, le comentan, le piden cita, y así será de ahora en adelante, máxime a partir del próximo día 11. Son las afectuosas servidumbres que conlleva ser Alcalde. Fernández supo que conseguiría la alcaldía en dos momentos puntuales: "el último día de campaña electoral y el mismo día de las elecciones cuando en el recuento de una mesa en la que los socialistas siempre nos sacaban un 300 ó 400% de diferencia, vimos que esa desproporción se había reducido al 30%. Pensé que si en esa mesa, feudo del PSOE, estábamos tan cerca le dije a Maribel Sánchez, la número dos y el gran apoyo que he tenido en este proyecto: Maribel, creo que vamos a gobernar". Y así ha sido.

Domingo Fernández, Técnico de Electrónica en Telecomunicaciones, con una vida laboral de trece años en la misma empresa multinacional hasta que cerró, tomó tierra en la política activa a partir del último Congreso del PP de Huércal-Overa en el que pasó a formar parte del Ejecutiva Local del Partido Popular a petición de Pilar Lizcano, presidenta del PP huercalense, "me pidió si quería formar parte de un equipo renovado y le dije que sí. Hace ocho meses me llegó la propuesta de si quería encabezar la lista del PP para estas elecciones y aquí estamos". Efectivamente, ahí está el PP huercalense con nueve concejales en torno a un candidato de consenso para gobernar el Ayuntamiento los próximos cuatro años. Se presume, vamos, se puede asegurar, que la Ejecutiva Provincial del PP ha aplaudido el logro de un equipo joven, toda una lección.

A juicio de Domingo Fernández, el argumento manejado por el PSOE de que se ha votado en clave nacional puede ser una minúscula causa del gran vuelco electoral, como también lo sea la crisis "los dos mil cuatrocientos parados que tenemos en Huércal-Overa. Pero, sobre todo, ha sido una dejadez del equipo de Gobierno socialista al pensar que aquí lo tenían fácil, que no tenían oposición, que el PP estaba fragmentado; estaban convencidos de que iban a ganar no con once sino con catorce concejales y cuando vieron un candidato joven enfrente se confiaron aún más. No han trabajado durante estos cuatro años y el pueblo ha pasado factura a esa falta de humildad, de compromiso con los ciudadanos". Un compromiso que el electo Alcalde afirma haber contraído con los ciudadanos que le han prestado su confianza y también con los que han votado al PSOE, porque, dice, un Ayuntamiento es para todos los ciudadanos.

¿Qué se va a encontrar en el Consistorio Domingo Fernández cuando tome posesión? "A lo mejor me puedo encontrar nada. Tengo el compromiso del alcalde saliente de que habrá la mayor transparencia en el traspaso de poderes, de proyectos, y así lo espero. De lo que no cabe duda, y así lo llevamos en nuestro programa, es que vamos a efectuar una auditoría externa para saber cómo estamos, qué se puede mejorar, y otra auditoría cuando finalicen estos próximos cuatro años. Que se sepa cómo estaban las cosas municipales y como estarán antes de las próximas elecciones".

El nuevo Alcalde lleva en las prioridades de su agenda una reunión con los empresarios de Huércal-Overa, "adaptar el Polígono Industrial a las necesidades que llevan pidiendo desde hace muchos años y no se les ha atendido, y, sobre todo, fomentar el empleo; hay muchas personas que lo están pasando mal y hay que buscar solución a sus problemas". Es consciente Fernández que el voto recibido es voto prestado, que hay que devolverlo con intereses, "debemos pensar de este modo, que esto no es para toda la vida, lo mismo que se entra se sale, y debemos poner todo el equipo de Gobierno el esfuerzo en dar buenos servicios, hacer bien nuestro trabajo, defender el bienestar de Huércal-Overa con toda nuestra alma". Pide Fernández que los ciudadanos les exijan, que tienen que ser lo más eficaces posibles, y que nadie dude de este nuevo equipo de gobierno sabe escuchar y estará cerca de ellos, "lo contrario del equipo saliente que ha estado mucho en su sillón y poco en la calle". Dicen los que de esto saben, que después de las elecciones hay más abrazos que votos para quien las gana, y que los teléfonos de quienes salen dejan de sonar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios