Megino lamenta no haber podido tirar el Ayuntamiento y hacer una réplica

  • El concejal de Urbanismo cree que así el casco viejo se ahorraría años de obras

Comentarios 0

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Almería, Juan Megino, ha lamentado no haber podido derribar el antiguo edificio de la Casa Consistorial, en la Plaza Vieja, para construir luego una réplica del mismo. El edil entiende que, con esta actuación, la zona del casco histórico se hubiera ahorrado los años de las obras de rehabilitación.

El responsable de Urbanismo manifestó a los periodistas abiertamente que, si no hubiera sido por los grados de protección de los que goza el antiguo edificio del Ayuntamiento, lo hubiera derruido y hubiera reproducido "miméticamente" el inmueble. "Sin lugar a dudas hubiera sido más rápido y más económico".

Megino argumentó que el Ayuntamiento de Almería "no es el acueducto de Segovia, cuya piedra tiene valor, pero la obligación de Cultura -Junta de Andalucía- llega hasta el punto de proteger las pencas del Parque de la Hoya", donde Urbanismo está en la actualidad acometiendo un estudio arqueológico para la creación del parque botánico. Megino puntualizó, además, que la segunda fase del proyecto de la Casa Consistorial estará centrado principalmente en la rehabilitación, no pudiendo más que derribar el edificio que mira a la calle Juez (donde estaban antes los sindicatos), respetando el principal y las casas aledañas Yedó Prats. En cuanto a la Plaza Vieja, Megino destacó que hasta el suelo y el arbolado (palmeras básicamente) deben respetarse por órdenes de Cultura.

La rehabilitación de la Casa Consistorial y Plaza Vieja comenzó a abordarse a mediados de 2005, aunque un año antes los despachos de Urbanismo fueron desalojados. Desde entonces la actividad en el casco histórico se ha visto mermada y la primera fase del proyecto de rehabilitación ha superado el plazo de ejecución que inicialmente se había previsto. Aunque el responsable municipal asegura que ahora el ritmo de los trabajos es el correcto, reconoce que estas obras están suponiendo para el equipo de Gobierno una caja de sorpresas por las dificultades con las que se va topando. "Han encontrado ahora un armazón de hierro carcomido, es la precariedad absoluta y tienen que hacer un refuerzo en los pilares", por lo que insistió en que una buena opción, si hubiera sido posible, habría consistido en demoler en su totalidad el Ayuntamiento para construir un edificio calco del original.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios