Moros y cristianos pelean por la conquista del 'bien más preciado'

  • Alzarse con el patrón es el desencadenante de batallas y funciones teatrales, que han tenido lugar este sábado dentro de las actividades festivas y que continúan este domingo en el que se cierran los festejos

La localidad de Gérgal continúa de fiesta este domingo tras un intenso sábado, y no se puede olvidar la tarde y noche del viernes, día en el que comenzaron estos emblemáticos festejos en el que participan todos los vecinos. Desde el más pequeño al más mayor, por algo son sus fiestas grandes tras la feria en honor a la Virgen del Carmen y se hacen coincidir con el fin de semana más próximo al 20 de enero para que todos puedan acudir y participar.

La mañana del sábado en Gérgal vino marcada por una enraizada batalla entre los bandos moros y cristianos. Ambos querían quedarse con la imagen de San Sebastián, patrón de la localidad y que por él se celebran estas fiestas también llamadas de moros y cristianos, cuyo desenlace tendrá lugar esta misma tarde a partir de las seis.

Esta batalla representa la función, también llamada relación, celebrada la tarde del viernes en la que el capitán moro anunciaba al cristiano su intención de apoderarse de patrón, ante una negativa del cristiano, que ya anunciaba que sus tropas lucharían. "¡Cristianos! ¿Juráis a Dios y prometéis a este Santo no abandonarle nunca y si es preciso derramar por él hasta la última gota de vuestra sangre?" .

Y así ha sucedido en la mañana del sábado en la que tuvo lugar una guerra, que tuvo como escenario las inmediaciones del castillo de Gérgal, monumento seña de identidad de esta localidad y que el visitante podrá encontrar en el paraje conocido como Puerta del Campo, donde la Rambla de Gérgal que ha ido encajonada se abre al valle, junto a la Carretera de Las Aneas y El Almendral.

Ante el castillo, y una vez que el reloj marcó la una de la tarde, y tras una misa en honor al patrón, se desataba la lucha por tener al santo, que al final es arrebatado por las tropas musulmanas. Pero éste no es el desenlace final. Hoy se sabrá quien se alza con la victoria, y por tanto, podrá presumir de la conquista del patrón.

En esta ocasión, la segunda, y última batalla, tendrá como escenario la Loma de Tables en el barrio de Pilanos, al que se llega tras cruzar el puente viejo.

Tras la guerrilla, hubo que reponer fuerzas para poder seguir con el intenso programa de actividades. El almuerzo, en el que participaron las tropas -compuestas por unos 150 gergaleños de edades muy dispares-, músicos, autoridades y el resto de vecinos, consistió en la degustación de una paella.

La paella gigante, perfecta para llenar el estómago, fue elaborada por el catering Sierra Nevada y servida en la carpa municipal instalada por el Ayuntamiento de Gérgal. A un precio simbólico, cinco euros con bebida incluida, muchos comieron este manjar para continuar la fiesta.

Otros de los actos celebrados en la tarde del sábado fueron un nuevo desfile de las cuadrillas cristianas y kábilas moras, una nueva salida procesional y la segunda parte de las relaciones, que concluyen con un consejo del general moro al cristiano: ¡Marcha, pues, al campamento y prepara tus soldados, que pronto mis mahometanos te harán ver como se humilla, la bandera de Castilla, ante el poder mahometano!.

La jornada se cerró con la clásica verbena en la carpa municipal, donde los más fiesteros pudieron refugiarse del frío que hace en estas noches de enero en la zona interior de la provincia y bailar hasta entrada la madrugada.

La fiesta de Gérgal llega hoy a su final con una apretada agenda que arrancará con la segunda batalla. Tras ella, la última parte de las relaciones entre moros y cristianos, desfiles por las calles de la localidad, una nueva degustación en la carpa municipal y la procesión de regreso a su ermita en la calle Sebastián Pérez de la imagen de San Sebastián.

Durante el desfile procesional el trono será nuevamente velado por las tropas de los dos bandos, pero también por las autoridades locales y eclesiásticas y algún invitado de honor, como el nuevo subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios