El Portocarrero versiona a Munch

  • Alumnos de 4º de ESO del colegio de Aguadulce han revisado la obra del pintor noruego de El Grito Han hecho versiones de sus famosos cuadros en el 150 aniversario del artista

Tomar como referente a un artista de renombre mundial para estudiar y practicar el arte de la pintura. Los alumnos de 4º de ESO en la especialidad de Plástica y Visual del Colegio Portocarrero de Aguadulce han llevado a cabo una exposición conmemorando el 150 Aniversario del pintor noruego Edvard Munch (1863-1944).

En total se han presentado ocho obras entre las que destaca su más famosa El grito (1893) tanto en su versión en óleo como en grabado ya que realizó hasta cuatro diferentes. Las reproducciones, en papel amarelado de alto gramaje y 100x70 centímetros, se han realizado con la técnica de la témpera.

Es de destacar la que se ha hecho por los alumnos, que trabajando en grupos de cuatro personas, han copiado fidedignamente la obra a representar y utilizando una paleta muy amplia para sacar los colores y los tonos exactos que el pintor de Oslo utilizó en sus cuadros.

Para los alumnos ha constituido "una gran experiencia y un buen trabajo en equipo", como comenta Pablo Caballero, un alumno del grupo que trabajó en la obra Madonna de 1895. Y es que ha supuesto un gran esfuerzo copiar a este artista y difícil aplicar los gradaciones de tono y las veladuras aplicadas en algunas zonas que tuvieron que corregir varias veces.

Otras obras son Autorretrato, La enredadera roja (1898), El baile de la vida (1900) o Al día siguiente (1894).

Esta exposición pictórica comienza con un mural donde se muestra su biografía y su particular modo de vida, y una gran reproducción de 3x3 metros donde se puede ver el otro lado del puente de su obra El grito y cuestionarse e intentar dar una respuesta a por qué grita el personaje con ese rostro cadavérico que Munch plasmó como angustia, soledad y muerte del ser humano.

Munch cuenta con una gran variedad de temas en su vasta obra. Según lo que el propio autor dejó escrito en su diario en el año 1892: "Paseaba por un sendero con dos amigos, el Sol se puso, de repente el cielo se tintó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio, sangre y lágrimas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad, mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza."

Desde el Colegio Portocarrero invitan a vecinos y visitantes a ver esta magnífica exposición realizada por estos pequeños grandes artistas en sus instalaciones, ubicadas en calle Violeta, en Campillo del Moro.

Los alumnos ya están preparando la próxima actividad para conmemorar el 40 Aniversario del artista malagueño más internacional, Pablo Picasso (1881-1973).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios