Roquetas 'blinda' sus playas

  • La Junta de Gobierno ha aprobado las instalación de balizas de proximidad en trece kilómetros del litoral, y en otros dos ,redes para combatir la polución y las medusas

El municipio de Roquetas de Mar, uno de los reclamos turísticos con más gancho de la provincia de Almería, tiene en sus playas uno de sus principales baluartes para atraer cada año a más y más turistas.

Es por esta razón por la que el Ayuntamiento de la localidad, en su afán por mantener impecable su litoral, aprobó en la mañana de ayer en la Junta de Gobierno, una medida para blindar sus playas.

A propuesta del concejal de Playas, Luis Miguel Carmona, se dio luz verde a un expediente consistente en la instalación, mantenimiento, retirada y limpieza de los balizamientos en las playas de Roquetas de Mar, que tendrán una longitud de 12.900 metros el de proximidad y de 2.000 metros el de antipolución y antimedusas y que estarán operativos durante los meses de verano.

Con este balizamiento se reduce y en muchos casos se evita la aparición de residuos sólidos, polución y medusas a lo largo del litoral roquetero, y de ahí que Carmona haya incidido en la importancia de esta actuación para los intereses turísticos de Roquetas de Mar, teniendo en cuenta que se trata de un litoral bastante transitado por barcos mercantes cuyo lastre y residuos sólidos suelen alcanzar la costa por el efecto de las mareas.

El concejal recuerda que en ejercicios anteriores, el importe de la ejecución ha sido compartido con la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, dentro del marco de colaboración para la mejora de la calidad de los servicios turísticos en el término municipal, por lo que prevé "igual" actuación para este año.

"No podemos olvidar que el municipio duplica su población durante los meses de verano y lógicamente hay que hacer lo máximo para ofrecer la mejor imagen y servicios posibles", explica.

De esta forma, playas tan transitadas como la de Aguadulce, La Romanilla, Los Bajos o las de las Urbanizaciones, contarán con una protección para que los bañistas no se encuentren con desagradables sorpresas, ya sea en forma de manchas de alquitrán, o con las temidas y molestas medusas y sus picaduras.

No es vano es una medida que año a año ha llevado al municipio a recibir galardones como el distintivo de Destino Turístico de Calidad de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.

Un premio que a juicio del edil supuso "un eslabón más en el proceso de superación que el Ayuntamiento viene desarrollando desde hace años para conseguir un turismo de calidad", y que demuestra, prosigue, "que el Ayuntamiento sigue apostando por la calidad de sus playas", además de entender que con ello "se avala el prestigio, la calidad y el rigor con que se viene trabajando en este aspecto".

Tampoco faltan las Q de Calidad en gran parte de sus numerosas playas que las distinguen por ser de las más limpias y protegidas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios