La familia de Rosa Galera Martos rompe su silencio para pedir justicia

  • Se ha convocado una manifestación para el próximo viernes bajo el lema 'Por el cumplimiento íntegro de la condena' · Piden a los vecinos una asistencia masiva para que el caso no quede en el olvido

Cuatro días después de dar sepultura al cuerpo de Rosa Galera Martos, su hermano y su padre, rompen el silencio. Quieren justicia por el asesino de la joven y ante la posibilidad de una pena blanda y la reducción de condena, "no sería justo verlo en la calle dentro de poco tiempo". Por ello apoyan una manifestación ciudadana que se llevará a cabo este próximo viernes a las 20:00 horas en la plaza de la Constitución de Fines, "a favor del cumplimiento íntegro de la condena; sabemos lo que pasa con la ley en España", dice Julio Galera, padre de la joven, "por ello queremos que le den el máximo de pena posible. No quisiera verme en el compromiso de encontrarme con él en la calle, queremos justicia y que sea justa", afirma movido por la entereza de contribuir a que el asesinato de su hija no sea en vano.

"Lo hacemos por Rosa y por otras familias a las que esto podría llegarles. Yo nunca pensé que esto pasaría en mi casa. No quiera dios, pero le podría pasar a cualquiera". Lo que dicen, ya lo hemos escuchado en distintas ocasiones, como en otros casos, no existía denuncia previa por malos tratos, a pesar que el padre reconoce que Rosa tapaba las amenazas de su ex pareja "para evitar que hubiera enfrentamientos, porque ya habíamos tenido alguno". Julio recuerda un de los últimos episodios "vino a buscar unas cosas a mi casa y nos dijo a mi hijo y a mí que nos tenía guardada una sorpresa. ¿Qué sorpresa nos tienes guardada? le pregunté; ya lo veréis con el tiempo, nos contestó, y mira que sorpresa nos tenía preparada".

Padre e hijo están convencidos de que Óscar, el ex marido, no actuó solo "alguien le ha ayudado a prepararlo todo. A ese alguien le pedimos que salga, que dé la cara, porque esto que estamos pasando es muy duro".

"Mira que yo le había aconsejado: Rosa que no es buena persona... no lo conoces todavía ten cuidaíto con él, incluso llegué a pensar en que podía hacer desaparecer a la chiquilla. Siempre estaba pendiente de ella, por si él alguna vez le pegaba". Julio prosigue con el relato, en este caso del domingo anterior a la desaparición de su hija, "Rosa se había ido a una despedida de soltera a Granada y mi nieta estaba con su padre. En un momento la escucho llorar en mi casa, él la había traído. Cuando se fue le pregunté a la nena que aún no cumple los seis años por qué lloraba; me contestó que su padre le había dicho que no quería que volviera a pisar su casa. La cogió del brazo y la tiró al sofá, y ella pidió que la trajera a mi casa, y luego él va y mata a su madre. Esto no se puede soportar, una persona así no debería salir de la cárcel".

Cuando hablan de Rosa la recuerdan emocionados "era una magnífica persona y una madre estupenda. Siempre abrazada a su hija, y ayudando en mi casa, ya que mi mujer hace catorce años tuvo una trombosis y no se puede valer muy bien. Estudiaba y trabajaba, y antes de ir a sus obligaciones, preparaba a su hija para que la lleváramos a la escuela".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios