Servicios Públicos exige a los dueños de los perros más "responsabilidad"

  • Durante el verano hacen más hincapié en recoger los excrementos de mascotas

Cuidar más la ciudad y mantenerla más limpia. Ése es el primer objetivo de la concejalía de Servicios Públicos que ha pedido a los propietarios de perros que extremen su responsabilidad como ciudadanos durante los meses de verano, y cumplan de forma escrupulosa con la obligación de retirar los excrementos de sus mascotas en los espacios públicos.

La petición se hace atendiendo a las altas temperaturas que se soportan durante los meses de verano, para evitar enfermedades y contagios. Asimismo, desde el Gobierno ejidense se quiere dejar constancia de que existe una ordenanza que impondrá sanciones a aquellos vecinos que incumplan las normas y que no recojan las heces de sus animales.

En este sentido, el concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento ejidense, José Antonio García, considera "imprescindible" la colaboración y responsabilidad de los propietarios de mascotas, principalmente propietarios de perros, para que actúen de forma cívica y recojan los excrementos que los animales hagan en calles y espacios públicos. El calor hace mayores los riesgos de enfermedades y contagios animales, por lo que es necesario incrementar estas prevenciones de sanidad pública.

García asegura que los propietarios de perros deben colaborar con responsabilidad con el resto de los ciudadanos que no tienen mascotas y que quieren disfrutar de los espacios públicos sin riesgos.

Gracias a campañas de concienciación desarrolladas por el Ayuntamiento de El Ejido se ha conseguido incrementar ese grado de responsabilidad, y es habitual observar a propietarios de perros paseando con sus mascotas y recogiendo los excrementos de sus animales en bolsas para eliminarlas de estos espacios públicos.

"Sin embargo, todavía se dan casos de propietarios que aún no han tomado conciencia de la obligación que tienen de atender a sus animales, no sólo mediante controles veterinarios sino adaptando su comportamiento cívico para no causar molestias al resto de ciudadanos". Esto puede provocar, incluso, la proliferación de parásitos. Además muchos vecinos se sienten molestos por estas situaciones ya que consideran no tener que aguantar este tipo de situaciones por la actitud de otras personas.

Por este motivo, y dado que en los meses de verano también se hace un uso mayor de las zonas de playa, se ha pedido a los propietarios de perros que incrementen su responsabilidad para retirar los excrementos de las playas de arena, espacio que junto a aceras y zonas verdes son los lugares donde con mayor frecuencia se encuentran.

La petición de mayor concienciación y responsabilidad con el resto de los ciudadanos va acompañada del recordatorio de la existencia de una ordenanza municipal en la que se regulan las sanciones en las que pueden incurrir los propietarios de perros sin no cumplen con su deber de recoger los excrementos que hagan sus perros en los espacios públicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios