Sólo un enfermo renal almeriense dispone de diálisis a domicilio

  • Nefrólogos consideran que la población no está lo suficientemente informada de esta técnica y por eso apenas un 8% de los pacientes se someten a la misma

Tan sólo una de las más de mil personas que padecen insuficiencia renal en la provincia y que requieren de un tratamiento con diálisis, recibe esta terapia en su domicilio. Según informó el presidente de la Asociación de Enfermos Renales Alcer, José Fenoy, solamente este paciente "dispone de este servicio en toda la provincia".

Esta baja tasa se debe fundamentalmente a la carencia de información del paciente y en ocasiones por el miedo que puede conllevar el sentirse protagonista activo de su propio tratamiento. "Otra pareja que reside en la capital se encuentra a la espera poder disponer de este proceso en su propia casa y sin necesidad de trasladarse al hospital". Así lo destacó además el experto en diálisis peritoneal del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Francisco Coronel, en la trigésimo sexta edición del Congreso de la Sociedad Andaluza de Nefrología.

El doctor señaló que "se trata de una técnica tan eficiente como la hemodiálisis que cuenta con la ventaja de que aporta al usuario mayor libertad e independencia puesto, que no somete al enfermo a la disciplina de acudir periódicamente al centro hospitalario a someterse a la dialización".

El paciente puede realizar el procedimiento entero por sí mismo. Según explicó el experto, "el paciente lleva un catéter en la zona del abdomen por el que se introduce el tubo de la bolsa del líquido de diálisis. Esta se cuelga de un soporte intravenoso o de otro lugar elevado". Un segundo bolso vacío se coloca en el suelo.

El conector en forma de Y se une a la extremidad del catéter. Vaciar el abdomen de líquido tiene una duración de aproximadamente quince minutos. Cuando el abdomen ha sido drenado, la bolsa inferior se cierra.

También se cierra la válvula del catéter. Entonces se quita la abrazadera del tubo superior, permitiendo que el líquido de diálisis drene. Llenar el abdomen de líquido fresco tiene la misma duración que vaciarlo, quince minutos, y el paciente goza de las mismas libertades que cuando estaba drenando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios