Sólo 15 municipios ganaron vecinos durante el siglo XX

  • La provincia vivió un retroceso considerable de población en más de la mitad de los pueblos

Comentarios 0

La provincia almeriense estuvo a punto de duplicar su número de habitantes durante el último siglo pasando de los 366.170 del año 1900 a los más de 536.00 que se contabilizaron en el censo de 2001. Sin embargo, el dato sobre el crecimiento de población que aparentemente es optimista tiene detrás un serio retroceso en más de la mitad de los municipios de la provincia que pierden miles y miles de habitantes como efecto del éxodo rural que vivió Almería hacia las grandes ciudades y al litoral.

Sólo 15 municipios, si tenemos en cuenta la excepción de El Ejido y La Mojonera que todavía no se habían constituido al iniciarse el pasado siglo, han aumentado su censo y, además, lo han hecho de manera considerable.

El vertiginoso crecimiento de la mayoría de estas 15 localidades es la causa de que la evolución demográfica de la provincia en los últimos años se haya saldado de forma positiva. El estudio de la evolución histórica de población andaluza recoge un crecimiento de más de 100.000 habitantes en la capital almeriense, de más de 45.000 vecinos en Roquetas, en torno a 10.000 en Adra y cerca de 5.000 en Níjar. El incremento del censo es menos acentuado en otros pueblos como Benahadux o Pulpí, con 1.500 y 3.000 vecinos más a finales que a principios del pasado siglo. La radiografía del fenómeno de las migraciones en Almería refleja la desaparición de pueblos como Benínar o Darrical, así como la unión de Escullar, Ocaña y Doña María en Las Tres Villas. La despoblación que han sufrido no pocas localidades de la provincia en las últimas décadas tiene su fundamento en la crisis del medio rural y éxodo hacia las grandes ciudades en busca de una mejor oportunidad económica y calidad de vida.

El estudio de las estadísticas vincula el desarrollo del litoral, entre otros causantes, a la llegada de miles de inmigrantes a trabajar en la agricultura. La pérdida de población a lo largo del siglo XX se ejemplifica en Bacares (pasó de 1.531 a 284 vecinos), Lubrín (de 7.400 a 1.670), Benizalón (1.185 a 300), Tabenas (de 7.620 a 3.020) y Dalías (7.183 a 3.625), entre otros.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios