Sonora manifestación vecinal en contra de la reparcelación de Las Salinas

  • Cerca de cuatrocientos roqueteros se sumaron al acto reivindicativo que partió del Auditorio y acabó a las puertas del Ayuntamiento · Todos los partidos políticos de la oposición participaron en la marcha

Comentarios 6

860 familias estarían afectadas directamente por el proyecto de reparcelación y urbanización de Las Salinas de San Rafael en Roquetas de Mar, que defiende el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento y cuya retirada exige la Plataforma creada por propietarios y agricultores y apoyada por partidos políticos como Izquierda Unida, Indapa, UPyD o PSOE, cuyos cabezas de lista en las próximas elecciones municipales, Ricardo Fernández, José Porcel, Carolina Gutiérrez y Juan Ortega, respectivamente, se encontraban presentes en la protesta pública realizada en la mañana de ayer, en la que se manifestaban casi 400 personas sumándose algunas de ellas en el amplio itinerario entre el Auditorio y el Ayuntamiento, portando pancartas contra la gestión del alcalde Gabriel Amat y gritando proclamas contra ella.

Los manifestantes recorrieron el centro de la ciudad expresando en voz alta sus quejas pidiendo la derogación del proyecto de Las Salinas y una reforma consensuada del PGOU.

No creen las promesas del primer edil pese a que la comisión de gobierno local haya decretado recientemente la paralización del expediente hasta que la alcaldía escuche y negocie con todos los propietarios afectados. Exigen un escrito oficial notificando la retirada del proyecto porque opinan que solo hay un ardid administrativo y burocrático que simula una paralización cuando en realidad todo el plan municipal seguiría adelante. Así lo estimaba ayer la portavoz de la Plataforma, Raquel Peinado, quien afirmaba que "queremos la anulación del proyecto ya que el alcalde se ha comprometido públicamente en que no tiene inconveniente en realizar las modificaciones necesarias para que todo el mundo obtenga lo que quiera, pudiendo salirse o quedarse dentro. Que lo anule, no paralizarlo como ha hecho, según él. Queremos que lo haga por escrito, que se modifique el PGOU y se haga un nuevo proyecto de reparcelación de manera consensuada con todos los afectados en un momento viable económicamente, porque ahora hay muchos hoteles cerrados y se pretenden construir en esa macro urbanización 19 hoteles cuando hay 30.000 personas del sector turístico que están paradas en Almería. Los agricultores no queremos ladrillos, del ladrillo no se come, queremos seguir cultivando hortalizas, no ladrillos".

El conflicto surge por la crisis económica que se padece, lo que ha provocado que los acuerdos tomados años atrás queden en agua de borrajas por la falta de salida de las construcciones previstas, lo que dejaría a los agricultores sin sus tierras, permutadas otorgando la propiedad al ayuntamiento y recibiendo compensaciones urbanísticas en Las Salinas, una urbanización de calidad cuyos costes no pueden sufragar los propietarios.

La situación ha provocado la paralización de las obras de la variante que debía rodear Roquetas para evitar al tráfico con destino a las playas y la Urbanización cruzar por el centro de la ciudad, porque algunos agricultores se han negado a que las máquinas de la Junta de Andalucía entren en sus explotaciones.

Es la primera vez en muchos años que la gestión del gobierno local provoca en la oposición una protesta callejera tan sonora y numerosa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios