El Tribunal Superior de Justicia nombra al juez de paz sustituto

  • Si no se hacen alegaciones al nombramiento, Ramón Sánchez ocupará el cargo en pocos días

El Boletín Oficial de la Provincia de Almería del pasado 17 de febrero incluía la publicación del acuerdo de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en sesión celebrada el 13 de enero de este año; por el que ha sido nombrado como juez de paz sustituto de Vícar a Ramón Sánchez Ramos.

No obstante, el nombramiento aún no es definitivo, ya que contra él es posible interponer un recurso de alzada ante el Consejo General del Poder Judicial en el plazo de un mes, contado a partir del 17 de febrero.

El cargo de juez de paz sustituto supone sustituir al juez de paz titular cuando éste no puede llevar a cabo su trabajo y en su periodo de vacaciones.

El código penal y el reglamento que establece cuál es la labor del juez de paz son las dos herramientas básicas de trabajo del juez de paz. Los juicios de faltas y los actos de conciliación son básicamente los que se llevan a cabo en el juzgado de paz.

Hay un juzgado de paz en cada municipio donde no existe juzgado de primera instancia e instrucción, con jurisdicción en el término correspondiente. En el orden civil son responsables en primera instancia del fallo y ejecución de los procesos que la ley determine; y cumplen también funciones de registro civil. En el orden penal llevan a cabo procesos por faltas que les atribuye la ley; y podrán intervenir en actuaciones penales de prevención, o por delegación, y en aquellas otras que señalen las leyes.

Concretamente, tal y como explica la juez de paz titular de Vícar, Pilar Pérez, "tenemos la parte más administrativa, que es firmar los registros de nacimientos y fallecimientos y otros certificados. Luego está la parte de juicios de faltas, que suelen ser por insultos, amenazas, conflictos entre vecinos; en fin, situaciones leves. Y finalmente presido los actos de conciliación. Estos últimos hay todas las semanas, juicios de faltas hay también cuatro o cinco al mes, y los trámites administrativos son a diario".

Su dilatada experiencia acumula situaciones "desagradables, en las que he tenido que recurrir a llamar a la policía, pero no porque temiera por mi integridad física, sino porque la agresividad la veía entre las partes del acto de conciliación o juicio de faltas".

Si no hay alegaciones contra el nombramiento, Ramón Sánchez Ramos será el nuevo juez de paz sustituto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios