Vecinos de Regiones destrozan con su feria una calle recién arreglada

  • La acera soporta toneladas de peso en una celebración que según el concejal de Obras Públicas "carece de permisos"

Losetas rotas, toneladas de peso sobre una acera recién arreglada por el Ayuntamiento, falta de control por parte de la policía o cables peligrosos para los viandantes, son algunas de las razones por las que el concejal de Obras Públicas y Servicios Urbanos, Francisco Amizian, ha mostrado su desacuerdo con el modo en el que se han organizado las fiestas del barrio de Regiones. Para el edil, el presidente de la asociación de vecinos San Isidro y San Gabriel, Juan Enrique Martínez, "no ha pedido al Ayuntamiento un sólo permiso para celebrar las fiestas en el área de Participación Ciudadana como las demás barriadas" señalando que los vecinos se han limitado a "venir con los cacharros y colocarlos encima de aceras en las que nos hemos gastado mucho dinero y que ahora están destrozando con toneladas de peso".

Amizian ha resaltado que no le consta que los organizadores de las fiestas "hayan presentado solicitud alguna en el área de Participación Ciudadana, ni seguros, ni permisos para que acuda la policía ni nada de nada". Debido a ello, el concejal de Obras Públicas ha señalado que desde el Ayuntamiento "ya existen expedientes sancionadores a las empresas que están llevando a cabo estas actuaciones en el barrio de Regiones" avisando que "no es la primera vez que ha pasado". No obstante, lo que más preocupa al edil es que "estamos en el siglo XXI, los cacharritos mal instalados son peligrosos y todos lo sabemos y puede ocurrir algún desgraciado accidente". Por su parte, el presidente de la asociación vecinal ha rebatido todas las acusaciones del concejal, asegurando que la actuación de la agrupación ha sido "en todo momento la adecuada, como ya hemos hecho en años pasados" indicando que "hemos entregado todos los papeles en el área, no sé por qué ahora salen diciendo que no". Martínez ha acusado a Amizian de "prohibir a Sevillana que nos diera luz en nuestra feria, por lo que el inicio de las fiestas ha tenido que retrasarse, aunque al final sí nos la han dado, pero mucho más tarde de lo previsto, pasado el mediodía".

"El concejal no tiene derecho alguno a tratar así a los vecinos de Almería, nos hemos enfadado y hay un gran malestar", ha sentenciado Martínez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios