Vecinos denuncian que los conciertos en 'El Vaticano' no les dejan dormir

  • Aseguran que el local no está insonorizado · Presentan una denuncia en el Ayuntamiento · Al no recibir respuesta del alcalde acuden a la Delegación de Gobierno y lo acusan de "prevaricación"

Comentarios 3

Hasta bien entrada la madrugada los vecinos de Macael no han podido descansar debido a los ruidos provocados por el concierto del Festival Kuki que se celebró el sábado por l anoche en el edificio que recibe el nombre de El Vaticano, por la gran cúpula que lo corona. Un inmueble que está sin terminar, y por ende no está insonorizado ni adaptado para realizar distintas actividades musicales.

El martes pasado, un grupo de vecinos que residen por la Carretera de Ronda, y por la zona de la Viña presentaron un escrito, a las nueve de la mañana, ante el alcalde de Macael, Juan Pastor, para pedirle el traslado de la función a otro espacio más adecuado. Normalmente los actos musicales que se celebran en Macael se desarrollan en este espacio y molestan sobremanera a los cientos de ciudadanos que viven en el barrio.

José María, uno de los vecinos ha explicado a Almería Actualidad que "tenían claro que se iba a producir un delito de daño medioambiental, porque el Ayuntamiento no puede controlar los decibelios que se transmiten a la calle y viviendas colindantes, y estos superan los 25, máximo legal permitido para dormitorios en horario nocturno". En el citado documento rogaban al primer edil "que trasladase la fiesta a otro sitio seguro, cerrado e insonorizado donde no suponga una molestia para las personas que vivan en dicho entorno". Explicaban que "el edificio está construido en la única zona llana del pueblo por lo que, al estar rodeado de bloques de pisos por un lado y de la montaña por el otro, es como una inmensa caja de resonancia que amplifica aún más lo efectos perniciosos del ruido que allí se genera".

El viernes por la mañana, y ante la falta de respuesta por parte del consistorio macaelense, presentaron una denuncia en la delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía alegando que el alcalde había incurrido en delito de prevaricación. En la denuncia explican "que el primer edil tenía conocimiento del daño acústico que iba a producir el concierto y a pesar de ello dio la autorización para su realización".

Otro de los argumentos que esgrimen los habitantes de Macael en contra del citado festival, es que el Consistorio cedió de forma gratuita el espacio, sin que los beneficiarios hayan tenido que pagar nada por él, aunque si cobraron la entrada, a 15 euros, e instalaron un bar, lo que supone competencia desleal para los bares que pagan los impuestos regularmente, además de agravio comparativo.

Los vecinos explican que se interesaron además por si el evento cumplía las medidas de seguridad mínimas para celebrarse. Aseguran que preguntaron a la concejala de Cultura, Carmen Moreno, y que les contestó que "las peticiones del ayuntamiento para que las personas organizadoras monten su propio servicio de seguridad y de vigilancia, así como que contraten una póliza de seguro de responsabilidad civil que cubra cualquier incidencia, han sido verbales". Una repuesta que intranquilizó a este colectivo, que dudan seriamente de que se llevasen a cabo.

El próximo mes de junio hay previsto un nuevo concierto de este tipo en El Vaticano y los habitantes de los barrios colindantes quieren evitar "el sufrimiento nocturno" que padecen cada vez que se celebra un evento musical en Macael. Ahora será la Junta de Andalucía la que decida dónde se conmemorará el futuro festival veraniego.

Los vecinos aseguran que tienen que soportar este tipo de ruido durante los cuatro días que dura la feria de Macael, en el mes de octubre, pero que en este caso lo entienden por la devoción y la animación que el pueblo recibe. Sin embargo no están dispuestos a aguantar el resto del año y más sin justificación alguna. José María ha comentado que muchos de ellos incluso se están planteando irse a la costa, "aprovechando los precios irrisorios de muchas de las instalaciones hoteleras de Mojácar" para no tener que aguantar el ruido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios