"Me aburre saber que hay quien incumple con sus obligaciones"

  • El reelegido alcalde asegura que no quiere inmortalizarse en el sillón de primer edil y lamenta la falta de respeto de representantes de la Junta con sus vecinos

Dicen de él que puede ser alcalde de su municipio cuanto tiempo quiera. Él, Jesús Caicedo, el por tres veces elegido alcalde de Cuevas del Almanzora, asegura que no piensa inmortalizarse en el sillón de primer edil, que fuera de la política hay asuntos muy importantes, ¿la familia, por poner? "Efectivamente, la familia, por ejemplo, que es la que soporta mi trabajo por el municipio y con la que estoy en deuda". La mayor aspiración de Jesús Caicedo es que hablen de él a sus hijos, como a él le hablan de su padre. No necesita más.

Doce años de alcalde, más cuatro por delante, dieciséis. Dígame usted, ¿no se aburre? "No, no tengo tiempo de aburrirme. Al revés, me aburro de saber que hay quien incumple con su obligación no respetando las voluntades populares. Eso es lo que me aburre. Además, yo le digo lo que dijo el perro al hueso: 'tú estarás duro, pero yo no tengo nada que hacer'". Y aparece el Jesús Caicedo de cabeza política y corazón agricultor o al revés, él lo sabe. Bien, aclaremos, quién o quienes no cumplen con su obligación, no dejemos abierto el capítulo: "he solicitado muchísimas cosas para mi municipio, veo como en otros se ha hecho lo mismo que yo pedí, no me considero ni más tonto ni más listo que los demás, uno más, ¿qué diferencia existe?, porque nosotros en todo momento lo hemos solicitado en tiempo y forma. Se nos ha dicho muchas veces que no eran tiempos ni eran formas; me dicen muchas veces que yo soy el que me examino y les pregunto que por qué a los demás le dicen las preguntas y a mí no. Conociendo las respuestas saco un diez". Ha intentado, añade Jesús Caicedo, conseguir lo mejor para su municipio de otras Administraciones que no dependen de él.

Caicedo sube una pregunta a la nube cibernética por si un casual, alguien, algún internauta de la Administración autonómica, sabe la respuesta: ¿por qué si un pueblo decide nombrar un alcalde, el resto de Administraciones no respetan las voluntades populares? Queda patente que al Alcalde de Cuevas del Almanzora, le entristece la falta de respeto que para los ciudadanos cuevanos muestran representantes de la Junta de Andalucía, algunos de ellos, cuenta Caicedo, ni siquiera avisan de su visita, u otros que prometen algo si ganan y si no ganan ése algo se niega y es el pueblo quien pierde". Desde las ocho de la mañana la antesala de su despacho está repleta de ciudadanos que quieren verle, "hay que hablar con ellos y ofrecer soluciones a sus problemas si está en nuestras manos". Esta es una de las claves de su Gobierno municipal.

Cuevas es centro neurálgico dotado de instalaciones deportivas: campos de golf, hípica, un canal de remo que se vuelve a poner en funcionamiento, piscina climatizada, dos campos de fútbol de césped. En el ámbito cultural dispone de una amplísima oferta. Sin embargo, para Jesús Caicedo y su equipo de Gobierno, "lo más importante que necesita este municipio es trabajo; hablo muchísimo con la patronal a nivel nacional para traer empresas al municipio que generen empleo. Este es el camino que hay que seguir, lo que da el sosiego, la libertad, la felicidad, es el trabajo. Sigo apostando porque en el municipio se vayan implantando algunas empresas a las que vamos a dar todas las facilidades del mundo dentro de las posibilidades que tengamos para que sea así. Ése es nuestro mayor interés".

El Alcalde tiene una máxima: "Cuevas es una empresa y los socios de la empresa son los ciudadanos. Ellos son los que deciden, son los dueños y son los que mandan. Hoy dicen esto y mañana dirán otra cosa. Hablan cada cuatro años y dicen lo que hay que hacer. Si les traes un beneficio te tendrán en cuenta, pero no si les traes un perjuicio, y si eres cariñoso el día de las elecciones sabrán distinguir entre quien está trabajando durante cuatro años y los que sólo están el día de las elecciones".

Pormenoriza Caicedo algunas de las necesidades imperiosas: "el Instituto; que en las pedanías como La Portilla, Burjulú; Los Lobos, Herrerías, tengan colegios dignos y no barracones como ahora; la rotonda de Grima; el Conservatorio de Música que necesita más que nunca ser un Conservatorio de Grado Profesional porque es el Conservatorio de toda la comarca.

Jesús Caicedo: cabeza política, corazón agricultor, o viceversa. Tal vez ambas facetas configuran un personaje íntegro, que agradece la confianza que han depositado en él y su equipo, e invita a los otros partidos a que entre todos apoyen un trabajo eficaz. El pueblo sabrá reconocer el trabajo de cada uno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios