Las aceras de las nuevas urbanizaciones no cumplen la normativa vigente

  • El Ayuntamiento ha tenido que paralizar las obras, ya que los minusválidos en sillas de ruedas no pueden circular

El Ayuntamiento de Mojácar ha recibido la solicitud de paralización de las obras de construcción de los pasos peatonales de las nuevas urbanizaciones. El problema es que no se adaptan a la normativa vigente en cuanto a deprimir dicha construcción haciéndolos accesibles a las sillas de ruedas de tracción eléctrica o manual, en evitación de accidentes de tráfico y posible muertes.

Las obras de la segunda fase del Plan Parcial Marina de la Torre, así como las de la urbanización Macenas, no contemplan la construcción de los pasos peatonales llamados deprimidos que dejan circular libremente a los minusválidos con sillas de ruedas

Según el escrito dirigido a la alcaldía, la imprevisión de no poder salvar los bordillos, ha provocado que los minusválidos deban circular por una carretera con gran volumen de tráfico que es la de Mojácar a Garrucha, todo ello con el evidente peligro que conlleva hacia dichas personas y demás peatones y conductores.

Dichas modificaciones son importantes dadas las características de muchos de los residentes en la zona, personas mayores con escasa o reducida movilidad, evitando accidentes y posibles responsabilidades por los mismos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios