El alcalde hace un balance positivo de estos días de festejos y celebración

  • Las nuevas actividades, carrera de colores y quedada MTB, han tenido gran acogida del público

La Puebla de Vícar despide unos días de alegría y celebración. Unas fiestas que han contado con alta participación en todas las actividades y con buena acogida por parte de los vecinos. Como señala el alcalde, Antonio Bonilla, "han sido unas fiestas muy participativas, llenas de colorido y en las que ha reinado la camaradería y el buen ambiente, desde el chupinazo anunciador al concierto de sevillanas que como broche final nos ha ofrecido Plaza Nueva".

En el balance de estos festejos,

Antonio Bonilla ha hecho un recorrido por las actividades celebradas, destacando la buena acogida que han tenido la Carrera de Colores y la Quedada MTB, incorporadas por primera vez a esta programación festiva, "y que como el resto de las actividades han contado con una buena aceptación".

Igualmente, el alcalde ha destacado el buen desarrollo de la matinal infantil, que el sábado concentró a decenas de niños en la Plaza de la Constitución y culminada con la ya tradicional Fiesta de la Espuma. Asimismo, el desfile de carrozas y la procesión volvieron a congregar a cientos de personas en las calles de Puebla de Vícar, que tuvo en la Plaza de la Libertad su punto de encuentro nocturno, con bailes y actuaciones, en medio de un buen ambiente de convivencia vecinal. Además tanto la ofrenda floral como la misa rociera y posterior procesión fueron seguidas por numerosos vecinos que mostraron su devoción a María Madre de la Iglesia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios