El barrio Villaespesa preocupado por una nueva antena de telefonía

  • El Ayuntamiento no ha concedido la licencia para su colocación en una vivienda

Los vecinos del barrio Villaespesa de Olula del Río, se muestran preocupados desde hace días, debido a la colocación de una antena de telefonía móvil sobre la vivienda de un particular. Ante el miedo a las ondas y sus posibles consecuencias para la salud, quienes habitan en la zona, vuelven a retomar un tema que hace ocho años parecía estar zanjado y ahora reaparece. "En aquellos tiempos existían allí dos antenas de conocidas empresas de comunicaciones, y los vecinos solicitaron a las autoridades que se eliminaran, y así fue", nos explican desde el Ayuntamiento, quienes confirman que los vecinos les han trasladado su preocupación. "Hace unas tres semanas llegó a nuestros oídos, aunque no de manera oficial que podrían estar instalando una antena en la casa de un particular. Posteriormente el pasado 8 de abril, ingresó una petición de licencia al Ayuntamiento, la que se ha declarado formalmente no a lugar, con lo cual ni se autoriza, ni se autorizará su colocación, y así se les ha trasladado a los vecinos con quienes nos hemos reunido", aseguran desde el consistorio olulense.

La historia comienza cuando recibimos la llamada de una vecina, alarmada por lo que en principio parecía la colocación de una antena. Y es que disimulada bajo el aspecto de una caldera en el dúplex de un particular, se estaban realizando trabajos que llamaron la atención de los vecinos por el despliegue de cables y su ubicación en medio del salón comedor, pese a la negativa de los dueños de la vivienda. Los trabajos comenzaron antes de solicitar la licencia municipal correspondiente, requisito fundamental para su colocación.

Los vecinos del barrio, celebraron una reunión la pasada semana y decidieron hacer público su temor a la colocación de una antena de telefonía. A partir de la preocupación de la gente, los técnicos del municipio han inspeccionado la zona, y por ello se ha determinado que no se llevara a cabo la instalación. Fuentes cercana al caso señalan que "ahora habrá que determinar si la familia tiene o no un contrato con la empresa, y cuál será su resolución", aunque a renglón seguido afirman que "si bien es un pacto entre los abogados de las partes, el contrato podría romperse, ya que no sería conducente, al no existir una licencia que permita la emisión o transmisión de la señal".

En todo caso desde el Ayuntamiento reiteran a los vecinos que "no se concederá licencia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios