Una batalla que no da guerra

  • La lluvia de más de 2.500 claveles sirvió de pistoletazo de salida a estos festejos patronales El Día del Niño animó un recinto ferial remodelado para esta edición

El Ejido ya está de feria. Desde ayer por la tarde, los vecinos festejan sus fiestas grandes en honor a San Isidro con una programación que arrancó pensando en los más pequeños. Un año más, la Batalla de Flores sirvió para dar el pistoletazo de salida a las fiestas que, en esta ocasión, llegan con bastantes novedades.

El desfile de carrozas y pasacalles se inició poco después de las siete de la tarde, ante la expectación de miles de vecinos que se agolparon a lo largo de todo el recorrido. Esta vez la particular batalla sirvió para ofrecer más de 2.500 claveles, donde los personajes infantiles fueron los protagonistas.

El desfile fue posible gracias a la implicación de más de doscientos participantes quienes ataviados con coloridas vestimentas llenaron de sonrisas los rostros de los niños en la primera jornada de fiesta. Este año, la Batalla de Flores estuvo protagonizada por nueve carrozas donde los personajes de ficción que encandilan a los niños se entremezclaron con distintos pasacalles, zancudos, batucadas, equilibristas y otros espectáculos de fantasía.

De esta forma, el color, la fiesta y espectáculo llenaron las calles del municipio en un novedoso recorrido que partió desde el Centro de Usos Múltiples de Ejidomar para acudir después a la calle Nicolás Salmerón, Rotonda y avenida Arturo Muñoz, Paseo Juan Carlos I, calle García Espín, Boulevard, calle Madrid, Avenida Nicolás Salmerón, Pérez Arenaza y terminar en el Parque Municipal.

No en vano, el parque ha ganado en esta edición protagonismo y, ya en la tarde de ayer, se celebraron los primeros actos con los que se pretende convertir a este espacio y la avenida Pérez de Arenaza en el epicentro de los festejos. Así, tras la Batalla de Flores, se repartieron los tradicionales programas de fiestas y, alrededor de las nueve de la noche, tuvo lugar la lectura del pregón a cargo del árbitro internacional, David Fernández Borbalán. Con posterioridad fueron coronadas la reina, damas de honor y Miss Ejido.

La noche continuó siendo de los más pequeños gracias a la celebración del Día del Niño, con descuentos de un 50% de los precios de las atracciones. Además, resueltas las discrepancias con algunos feriantes, finalmente sí se instalaron puestos de alimentación, habilidades y bisutería.

Hoy será el primer día en el que los vecinos podrán disfrutar de la feria del mediodía, tanto en los locales de restauración como en las casetas instaladas en el recinto ferial. Este año, además, en un nuevo espacio en el que se ha construido un paseo de hormigón de 1.100 metros de longitud que, dotado de pérgola y toldos, alberga ocho casetas rocieras.

A partir de las 21.30 horas tendrá lugar la muestra local de Grupos de Danza y Gimnasia Rítmica en el parque municipal, cuyo acceso será libre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios