El cese de ayudas a energías renovables afectará a 15 pueblos y 1.400 empleos

  • El PSOE pide en una moción que Rajoy derogue el decreto que finiquita las subvenciones

Los diputados del Grupo Socialista en la Diputación Provincial de Almería informaron ayer de que van a presentar dos mociones en el pleno que se va a celebrar en las próximas semanas en el Palacio Provincial por la derogación del decreto de moratoria de las ayudas públicas para las energías renovables aprobado por el Gobierno hace unas semanas y en defensa de los agricultores.

Sobre la primera, la portavoz del Grupo Socialista, Esperanza Pérez, señala que "va a paralizar uno de los sectores clave para el futuro de la economía almeriense, como es el de generación de energías renovables, lo que, además, afectará duramente al empleo".

Según los datos aportados por Pérez, esta medida va a provocar que en la provincia ya no se construirán las 27 instalaciones de energías renovables proyectadas en 15 municipios lo que conllevará que "se dejará de invertir más de 500 millones de eueros y la creación de cerca de 1.400 puestos de trabajo". La citada moción señala en esta línea que los ayuntamientos también dejarán de ingresar los impuestos relativos a las licencias de construcción, instalación, producción, ocupación y actividad económica de estos parques y plantas, con todo lo que ello conlleva en la merma de ingresos en las arcas municipales.

La portavoz del Grupo Socialista ha considerado que la moratoria es "un castigo inmerecido par la provincia de Almería, por lo que pide al Gobierno de España "que recapacite, entre en razón y anule este decreto tan perjudicial para la recuperación de la economía y el empleo".

Por otro lado, los socialistas pedirán en pleno que la Diputación solicite al Gobierno de España una rebaja fiscal sobre el IRPF de los agricultores almerienses para el ejercicio 2011. La moción incide en que, el pasado año, el sector tuvo que afrontar problemas como la crisis de la E. coli, la competencia desleal de terceros país, un temporal de frío, la proliferación de plagas y la pérdida acumulada de la rentabilidad de sus producciones, con precios de venta que no siempre cubrían los costes de producción, además de la crisis generalizada que padece la economía española.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios