La estatua del Rey Jairán recupera la espada y envaina así la polémica

  • Reparada por fin la escultura que en marzo apenas duró 12 horas por unos supuestos vándalos

Comentarios 0

Con la cabeza igual de altiva, pero ahora con razones bien armadas. El Rey Jairán, a los pies de la Alcazaba, ha recuperado su espada, dos meses después de que unos supuestos vándalos destrozaran la nueva escultura del casco histórico cuando apenas habían transcurrido doce horas desde que fuera instalada por el Ayuntamiento de Almería.

La Concejalía de Cultura ha reparado los daños que había sufrido la estatua, valorada en más de 30.000 euros. Realizada en broce y con un peso de 2.000 kilogramos (incluida su base), recupera el arma, tipo cimitarra, que ha sido soldada con una pieza de refuerzo al cuerpo, la solución práctica empleada por el Grupo Mudarra Arte, encargado de diseñar este elemento ornamental con el que la capital rinde homenaje al que fuera el primer rey de la Taifa de Almería.

Con esta soldadura, el Ayuntamiento cierra también la polémica surgida entorno a los daños sufridos cuando, a finales del pasado mes de marzo, la escultura apareció sin una parte de la espada. En un primer momento, tanto el alcalde como el responsable del área de Cultura, achacaron los daños a "cuatro cafres", "mamarrachos" o "sinvergüenzas", términos que fueron mal recibidos por los residentes de la casco antiguo cuando, además, según una vecina, la espada se rompió durante la maniobra de instalación de la escultura, custodiando ella misma el trozo desprendido.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios