La historia de Almería sale a la luz

  • Aparecen restos arqueológicos en una obra que se está realizando en el número 73 de la calle Real, similares a los hallados hace tan sólo unos meses en otro solar de la Plaza Virgen del Mar

Las obras que se están realizando en el solar de una vivienda derribada en el número 73 de la calle Real de Almería han dejado a la luz diferentes restos arqueológicos. El descubrimiento ha tenido lugar esta semana, cuando las primeras máquinas comenzaron a realizar las excavaciones del subsuelo, previas a la construcción.

Muy próximas a la calzada de esta calle del casco histórico salieron distintos muretes de edificaciones del pasado almeriense, así como trozos cerámicos. Estos restos arqueológicos, perfectamente, podrían haberse empleado como utensilios del hogar o ser fragmentos de recipientes empleados por antiguas civilizaciones para la conservación de alimentos.

La aparición de los restos arqueológicos ha obligados a los trabajadores de la construcción que realizan los trabajos de desescombro a emplear más cuidado en sus labores profesionales para no perjudicar los elementos descubiertos. No obstante, desde hace unos días una arqueóloga recopila en grandes bolsas verdes de plástico todos los trozos de cerámica que van salieron de entre la tierra, así como cualquier otro elemento que, desde Cultura, se considere interesante de preservar o analizar.

El solar ha sido perfectamente acotado y señalizado con las tradicionales cuerdas blancas que emplean los arqueólogos, como paso previo a su recopilación documental.

El solar de la calle Real que ha dejado a la luz estos interesantes restos arqueológicos se encuentra entre las calles Gravina y Séneca, muy cerca de las 'Cuatro calles'. Esta zona tuvo en el pasado, por su proximidad al mar, una importancia estratégica en el comercio de Almería y en la industria de salazón de pescado; además, posteriormente, formó parte de la llamada vega y jardín del antiguo monasterio de Santo Domingo.

La estimación arqueológica que efectúe Cultura determinará, finalmente, la importancia y la procedencia de lo descubierto en la calle Real. No obstante, al encontrarse el proceso en plena fase de recopilación, es posible que se espere al final para esta valoración.

Estos restos son similares a los encontrados, hace ya varios meses, en el número once de la Plaza Virgen del Mar. El solar que dejó libre a la antigua farmacia de la Plaza de Santo Domingo tenía una importante sorpresa arqueológica en la zona de la vivienda destinada a jardines y patio. Con las obras paralizadas, durante semanas varios arqueólogos de Cultura estuvieron trabajando y sacando piezas de distinto tamaño que se llevaron en cajas de cartón y en las espuertas de los propios albañiles. Resultó significativo que alguno de los restos fue encontrado en unas catas realizadas a varios metros de profundidad, como evidenciaron los camiones y camiones de tierra que salieron de allí por la calle Gerona.

Aquellos restos arqueológicos ocupan todo el ancho del edificio demolido y las excavaciones dejaron al aire muros de distinto grosor, perfectamente alineados, así como otros elementos de la arquitectura pasada. Los restos, en la actualidad, siguen al aire con la obra parada y numerosa maleza y arbustos salvajes que han crecido alrededor.

Es muy habitual que en las construcciones de viviendas próximas a la calle Real -lugar donde esta semana han aparecido los restos arqueológicos- surjan elementos arquitectónicos o vasijas de épocas históricas o prehistóricas. Así, en el solar donde se ha levantado el que iba a ser Museo de las Artes Religiosas -en la Ronda del Beato Diego Ventaja- se encontraron restos arqueológicos de las épocas musulmana y romana. En aquella ocasión la mayoría de los restos cerámicos que se localizaron pertenecían a ambientes domésticos de las épocas nazarí, musulmana y romana.

De igual forma, en otro solar de unos 150 metros cuadrados del número 3 de la plaza Julio Alfredo Egea, próxima a la calle Real, hace varios años también se descubrieron cerámicas para el comercio utilizadas por los antiguos habitantes de Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios