Dos pozos ilegales amenazan el futuro de la Fuente de Cela

  • Dos vecinos han sondeado a un kilómetro de la balsa y podrían haber pinchado el acuífero subterráneo, ya que sale agua caliente de forma incontrolable

Comentarios 0

Hace dos meses se cursaba la denuncia a la Agencia Andaluza del Agua de dos sondeos ilegales en las inmediaciones de la Fuente de Cela, dentro del término municipal de Tíjola. Aunque en principio es legal realizar un sondeo en una parcela privada siempre y cuando se realice la solicitud pertinente, en este caso, según los propietarios, únicamente la petición estaba en curso. El problema es aún mayor, porque los pozos de agua se han abierto escasamente, a un kilómetro de distancia de la Fuente termal de Cela, y del sondeo realizado sale agua caliente y con una presión que ronda los 5 litros por segundo.

Ambas denuncias, que se encuentran dentro de un proceso administrativo y con el correspondiente expediente sancionador en manos de Medio Ambiente, supondrán a sus propietarios una sanción económica y muy posiblemente la obligatoriedad de rescindir el daño ya que la balsa de Cela. A pesar de su valía, esta fuente termal no cuenta a día de hoy con ninguna protección especial que en principio pudiera suponer a los infractores una denuncia por la vía penal.

Aunque el tiempo de vida de estos pozos aún es escaso, este hecho podría tener consecuencias irreversibles. Por una parte, los propietarios de ambos pozos se han visto obligados a poner una llave de paso en la salida del pozo para intentar cortar el agua que sale a presión y de forma incontrolable; esto corta la salida del liquido por el tubo del pozo, pero no evita que la presión del agua busque una salida en las inmediaciones del mismo. Según los especialistas consultados, es probable que se haya pinchado una de las ramificaciones del acuífero subterráneo de la Fuente de Cela, lo que podría afectar de una forma directa a la presión en el nacimiento de agua de la balsa.

La Fuente de Cela es un embalse que se encuentra a medio camino entre los municipios de Tíjola y Lúcar, de hecho, ambos consistorios comparten su titularidad a partes iguales. El agua, a la que se le atribuyen propiedades termales, nace del fondo de la balsa de forma natural, a una temperatura que se mantiene a lo largo de todo el año entre los 22 y 24 grados.

Esta piscina natural se convierte en los meses de verano en punto de encuentro para los bañistas de la zona, y en invierno, una de sus zonas permanece techada y hace las veces de piscina climatizada. Paralelamente a su uso lúdico, los regantes de la vega, usan los excedentes de la balsa, para regar sus campos. Ambos aspectos podrían verse seriamente afectados por esta situación, si no se le da una solución definitiva. "La Fuente de Cela es para nosotros como un monumento, en este caso medioambiental no han sido conscientes del daño que sus pozos pueden causarnos", se lamenta José, un vecino de la zona.

Los alcaldes conocen lo sucedido, y según José Francisco Carreño, alcalde de Tíjola, tiene previsto reunirse próximamente con el alcalde de Lúcar para "buscar una solución a este problema" que reconoce "es bastante grave". La solución añade, "podría pasar por establecer algún tipo de protección especial en el perímetro de la Fuente, para evitar que casos de este tipo puedan volver a producirse en un futuro".

Etiquetas

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios