El bajo nivel de ingresos provoca un aumento de las dolencias intestinales

  • Expertos advierten del incremento de problemas de estreñimiento entre los habitantes de las zonas marginales por los malos hábitos alimenticios

Comentarios 0

La fruta, la verdura, los cereales integrales o la fibra, son los principales alimentos que los especialistas en aparato digestivo recomiendan para evitar el estreñimiento. Aunque antiguamente en las dietas de las clases sociales más bajas no faltaba la fibra, las ensaladas o la fruta, esto ahora se ha invertido y apenas consumen estos productos.

Así lo aseguró el especialista en Aparato Digestivo y jefe de esta área en el Hospital Torrecárdenas, José Luis Godoy, que añadió que los casos son más frecuentes en personas mayores de 65 años, en mujeres y en quienes toman medicamentos.

El médico apuntó que el hecho de que en las clases más bajas sea donde se registre un mayor número de casos es porque "las personas con un nivel cultural más alto son las que más se preocupan por su cuerpo" y las que más se preocupan por incluir en su dieta de todo tipo de alimentos que proporcionen cierto equilibrio al organismo.

Vega insistió en que aunque el estreñimiento es un problema de salud leve, sí es cierto que a largo plazo puede provocar otras patologías intestinales. Asimismo, apuntó que en ocasiones "las personas creen que sufren de estreñimiento por ir al baño cada cuatro días. Esto no es determinante y tan normal es ir tres veces al día como una cada tres". Deberán de existir molestias para que el problema sea considerado como estreñimiento. A partir de este momento el paciente deberá de acudir al médico de cabecera que recomendará una serie de medidas higiénico-dietéticas entre las que se incluirá la ingesta de fibra, legumbres, ensalada o pan integral, más. La alimentación deberá, además, ir acompañada de ejercicio físico moderado que aumente la fuerza del abdomen.

El médico aseguró que con todas estas recomendaciones "el 80% de los casos se recuperan en 15 días". De no ser así, habría que utilizar un suplemento de fibra como cualquier cereal comercial. En el caso de no mejorar y de que aparezcan síntomas de alarma como sangrado en las heces, dolor anal, perdida de peso y de apetito, el problema será más grave pudiéndose tratarse de un cáncer de colon.

El doctor José Luis Vega informó de que hay personas que necesitan de una reeducación del esfínter anal. Esto ocurre principalmente en las mujeres que se desgarraron al dar a luz y reciben esta terapia cuando son mayores, normalmente a los 50 o 60 años. El programa consta de varios pasos orientados a producir defecaciones regulares, que la mayoría de las personas pueden lograr a las pocas semanas.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios