Los médicos de urgencias le encuentran 60 bellotas de hachís en el estómago

  • Un policía custodia al traficante detenido durante su convalecencia en el hospital

Abdessamad H., de 31 años de edad y de origen magrebí, fue detenido por la Policía Nacional acusado de un presunto delito contra la salud pública tras haber sido intervenido quirúrgicamente en el Complejo Hospitalario Torrecárdenas para extraerle de su estómago 60 bolas de hachís cuyo peso equivale a unos 500 gramos y de las cuales, diez se habían reventado.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado miércoles día 4 cuando, la dirección del hospital Torrecárdenas informó a la Comisaría de que había ingresado en urgencias un joven extranjero aquejado de fuerte dolor abdominal. Tras las correspondientes pruebas diagnósticas los facultativos se percataron de que había ingerido múltiples bolas de hachís y que había varias que se habían roto. Se trata de una modalidad que en el argot policial se conoce como la técnica para traficar de los muleros.

El hombre, que había llegado a Almería tras partir de Marruecos donde ingirió la droga, confesó que el objetivo era traficar con ella una vez llegara a su destino.

Según fuentes de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía, el detenido ha quedado a disposición del Juzgado de Instrucción Número 2 de Almería en funciones de guardia y en custodia policial durante el tiempo de convalecencia en el centro hospitalario hasta que se determine su situación procesal.

Fuentes sanitarias aseguraron que la ingesta de este tipo de estupefaciente puede provocar hasta la muerte si las cápsulas tienen contacto con los jugos gástricos en el estómago. Y es que, el que ingiere la droga podría absorber tal cantidad que podría ser víctima de una sobredosis. No obstante, se trata de una estrategia muy habitual entre los traficantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios