El municipio se solidariza con la muerte del antiguo párroco Marín

  • El sacerdote fue precursor de algunas de las obras más importantes del pueblo

José María Marín Miras, el que fuera párroco durante diecinueve años en la comarca del mármol, fallecía el pasado sábado. Este hombre octogenario decía adiós a la vida terrenal, según sus amigos "para vivir una nueva dimensión de su existencia compartiendo una nueva vida en Cristo Resucitado".

Marín Miras, en palabras de Antonio José Lucas, alcalde de Olula del Río, "fue una persona excepcional, muy culta, vital y activa. Un personaje decisivo para nuestro municipio".

Un hombre adelantado a su tiempo y precursor de algunas de las obras más importantes de Olula del Río. Fue un personaje vital en la década de los sesenta, para la consecución de la primera promoción de viviendas sociales en la comarca. Muestra de ello, es la Barriada de Obispo Rodenas, comúnmente conocida como "las casas del cura", viviendas que en su día se destinaron a las familias más necesitadas de la localidad. Consiguió construir la Iglesia de La Asunción, movilizando a centenares de vecinos que trabajaron desde los cimientos para levantar el templo. Gracias a Marín Miras, se construyó el Instituto Rosa Navarro de la localidad y entre muchas otras obras, destaca también la cooperativa UCIMA, un experimento cooperativista en el que se agruparon las empresas del mármol de la comarca e hizo de comercializadora de este producto.

Desde el apostolado y la fe trabajó de una forma incansable, sin dejar indiferente a nadie. Preocupado por sus vecinos, hizo que Olula del Río, en un momento clave de su historia, se transformara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios