"Algunos piensan que los marginaremos pero vamos a tratar a todos por igual"

  • El regidor afirma que no caerá en el mismo error que el PSOE

De profesión ganadero, tradición familiar transmitida de padres a hijos, con visión y actualización del negocio a las demandas del mercado, Juan Pedro García Pérez llega en el año 1992 a la política de carambola: "estaba tomando café en un bar próximo a mi casa. Dos amigos míos me propusieron formar parte de una candidatura porque en aquellas fechas solamente se iba a presentar el Partido Socialista a las elecciones. Tenemos que defender la democracia, me dijeron, no podemos permitir que en Pulpí solamente se presente una candidatura. Se llevaron mi DNI y me pusieron en la lista. A partir de ahí me acerqué a la política de la que vivía alejado". A partir de ahí, cuenta García Pérez, se le cayó la venda al ver las mentiras que se dicen en política "y aquello fue lo que motivó en mí una mayor implicación en la política. Estuve ocho años de concejal en la oposición, después decidí dar un paso atrás de otros ocho años. Hace cuatro años muchos militantes del Partido Popular me dejaron caer que fuese el candidato para esas elecciones y, ante la usencia de personas solventes, que las hay pero no quisieron dar el paso, tomé la decisión de presentarme. Tuvimos unos resultados espectaculares. En aquella fecha tomé la decisión de volver a presentarme con todas las consecuencias". ¿Las consecuencias? Pues ahí están: mayoría absoluta del PP tras 32 de hegemonía socialista.

La primera impresión que tuvo el electo alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, la noche electoral al conocer la victoria fue la de "euforia y optimismo. El lunes por la mañana ya reflexionaba acerca de la gran responsabilidad contraída con los ciudadanos de Pulpí, independientemente de a quién hubieran votado, porque, entre otras cosas, aquí no se ha conocido otra forma de gobernar que la socialista. Algunos pensarán que los vamos a marginar y desde aquí quiero transmitir la absoluta tranquilidad de que todo el mundo será tratado por igual. Cuando tomemos posesión seremos los representantes de todos los pulpileños, de todos. No vamos a caer en lo que tanto hemos criticado: que el equipo de Gobierno socialista discriminaba a un sector de la población que no pensaba como ellos. Si no pensabas como ellos, estabas contra ellos". García Pérez afirma que si se comportan igual que los socialistas no estarán haciendo lo que les corresponde.

El protagonista del cambio de vía única en el Consistorio pulpileño es consciente de que quien toma decisiones en alguna puede equivocarse, "creo que la mejor decisión es la decisión justa. Te podrás equivocar o no, podremos cometer errores, pero sabemos pedir perdón y anticipadamente pido perdón a los pulpileños por si en algo nos equivocamos. Es importante reconocer los errores y disculparse por ello." Juan Pedro García considera que cuando se llevan treinta y dos años gobernando "la transparencia brilla por su ausencia, esto pasa en todos los órdenes de la vida y en el Ayuntamiento de Pulpí seguro que también. Según el interventor municipal, la deuda a diciembre de dos mil nueve era en torno a los doce millones de euros. Estoy convencido de que la deuda será mayor, haremos un examen exhaustivo de las cuentas, se lo explicaremos claramente a los ciudadanos y conozcan la situación económica del Ayuntamiento. Sea la deuda que sea tendremos que afrontarla con rigor y seriedad. Estamos convencidos de que tenemos el grupo de personas y las facultades para hacerlo bien". Además se muestra convencido de que si las cosas se explican bien a los vecinos, éstos las entienden. Por eso entenderán la necesidad de ahorrar en lo que no sea imprescindible para la vida de los pulpileños.

Entre las prioridades del nuevo Alcalde de Pulpí figura el que "los ciudadanos sean atendidos, escuchados, tenemos que escuchar a aquellos a quienes representamos, los ciudadanos, porque su problema es lo principal para él. Podremos o no resolver su problema, pero es importante escuchar a todos, repito, a todos, los vecinos de Pulpí". Considera García que Pulpí ha perdido muy buenas oportunidades por carecer los socialistas de objetivos claros. El proyecto de futuro se hará a medida que las finanzas lo permitan "de ahí que otra prioridad sea la reordenación del tráfico en Pulpí, más otros objetivos que dependen también de Costas: la sobre explotación inmobiliaria de San Juan de los Terreros y recuperar Las Salinas de Terreros, un atractivo más para nuestra costa".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios