La policía aborta la llegada masiva de hachís a las costas almerienses

  • En la operación, llevada a cabo por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Almería, se llegaron a incautar más de cuatro toneladas de droga

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Almería, en colaboración con el Servicio de Vigilancia Aduanera, han desmantelado una red internacional dedicada a la introducción de grandes cantidades de hachís en la zona del Levante, con especial incidencia en las costas almerienses.

En la operación, dirigida por el Grupo de Estupefacientes de la comisaría de Almería, se han intervenido más de cuatro toneladas de hachís distribuida en 125 fardos y han sido arrestadas ocho personas de nacionalidad española, cubana y marroquí. Esta ha sido una de las últimas operaciones que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han desarrollado en la última semana y que han culminado con más de 13 toneladas de hachís incautadas en Cataluña, Baleares y el litoral almeriense.

El Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Almería, con la colaboración del GRECO de Levante, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, han llevado a cabo esta última operación contra el tráfico de hachís al tener conocimiento de la existencia de un grupo organizado dedicado a esta actividad.

Según las investigaciones practicadas, los agentes averiguaron que esta organización internacional contaba con la infraestructura necesaria para la introducción en las costas de Levante de grandes cantidades de sustancia estupefaciente.

Los presuntos narcotraficantes utilizaban embarcaciones semirrígidas de gran potencia y disponían de una red de almacenaje y distribución por todo el territorio nacional.

Como resultado de la intervención, se localizaron 4.000 kilogramos de hachís, distribuidos en 125 fardos, y se intervinieron un camión y varios teléfonos móviles. Fuentes policiales hablan de un "importante salto cualitativo en la eficacia de las investigaciones contra el narcotráfico" ya que atribuyen a esta organización buena parte de las incautaciones de hachís realizadas en las costas del Levante en los últimos días.

La estrategia de los responsables de las redes de traficantes de hachís, consiste en intentar hacer llegar a las costas un gran número de embarcaciones rápidas cargadas de hachís para tratar de eludir así los controles y los servicios de vigilancia de las fuerzas de seguridad. Una vez en tierra, otros integrantes de la red se encargarían de almacenar la droga hasta el momento de distribuirla por la provincia o enviarla por carretera a otros lugares de la geografía nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios