La tensión entre PP y GICAR puede dar la Alcaldía al PSOE

  • El independiente Salvador Hernández afirma que no acepta las pretensiones de los populares de aumentar el número de concejales liberados y asesores externos

Comentarios 10

El pacto por la gobernabilidad de Carboneras entre el Partido Popular y el Grupo Independiente por Carboneras, GICAR, ambos con cuatro concejales, puede no llegar a buen término si uno y otro se mantienen inflexibles en las condiciones del acuerdo para formar coalición liderada conjuntamente por Salvador Hernández, que asumiría la Presidencia de la Corporación Alcalde de Carboneras, y Salvador Alarcón como primer Teniente de Alcalde con las competencias de Urbanismo. Según ha podido conocer este periódico, al parecer sí hay avenencia en primera instancia a que haya dos concejales a dedicación plena por cada una de las formaciones políticas. No obstante, Salvador Hernández, candidato a la alcaldía carbonera por GICAR, señalaba una de las discrepancias: "no podemos aceptar las pretensiones del PP acerca de aumentar el número de concejales liberados llegado el caso, como tampoco el de asesores externos al Ayuntamiento. Dejar esta puerta abierta comporta el riesgo de que esto sea un coladero y tenemos que ser austeros durante toda la legislatura". A este desacuerdo en el número de concejales liberados, según afirma Hernández y rebate el Partido Popular, se une la composición de la Comisión de Gobierno Municipal.

A este respecto, GICAR ha propuesto que la Comisión de Gobierno esté formada por cuatro concejales, dos de cada grupo, más el Alcalde con voto de calidad. Para Salvador Alarcón, candidato del PP carbonero, "nosotros hemos pedido a GICAR una cuota de gobierno acorde al partido que somos y al número de electores. Las negociaciones que estamos perfilando son para gobernar juntos, no para figurar unos y trabajar otros. Nosotros estamos dispuestos a trabajar, aparte de que tenemos detrás un Partido que nos apoya, pero, repito, queremos gobernar juntos". Se trataría pues, así lo afirman fuentes Populares, "de que durante dos años nosotros tengamos tres concejales en la Comisión de Gobierno y dos concejales GICAR para, a mitad de legislatura cambiar los términos: tres GICAR y dos el PP". Esta fórmula de reparto del poder municipal, lleva implícito tal y como afirma Salvador Hernández, "que la Alcaldía sería meramente figurativa, sin maniobra de decisión". Esta propuesta del Partido Popular de momento no es aceptada por GICAR que, por otra parte, se muestra rotundo en palabras de su portavoz acerca de que "la Alcaldía sin margen de maniobra es innegociable". Pese a estas desavenencias en las negociaciones, hay un factor de peso a la hora de alcanzar convenio y que no es otro más que el deseo expresado por las urnas de un cambio de Gobierno municipal, factor que ambas partes tienen en cuenta y del que tienen que rendir cuentas a sus electores.

Tanto el PP como GICAR se han dado un tiempo de reflexión en un último intento de acercar posturas. Salvador Alarcón expresaba que "para que un pacto funcione tiene que haber confianza en los dos sentidos. Nosotros les hemos demostrado que hay confianza al punto de haber cedido la Alcaldía; es el momento ahora de que GICAR también demuestre su confianza en el Partico Popular, de su infraestructura y de su apoyo". Del lado de GICAR, Salvador Hernández expone "nuestra confianza en el Partido Popular, pero, precisamente porque nos debemos al pueblo, no podemos tomar determinaciones para cambiarlas al cabo del tiempo. Queremos y necesitamos un pacto que podamos explicar a los ciudadanos, no tenemos por qué hacer nada a sus espaldas. Confianza, sí, y transparencia también. Si vamos a sumar esfuerzos que los ciudadanos sepan cómo y cuándo".

Tras la impugnación efectuada por el PSOE de Carboneras de los resultados electorales, tanto el Partido Popular como GICAR van a disponer de más tiempo para continuar las negociaciones puesto que el próximo sábado no se constituirá la Corporación de Carboneras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios